Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Una marcha de 500km… en chanclas

miércoles, 14 de septiembre de 2011  Noticias InspirAction     Pueblos indígenas, Movilización social

Durante estos días miles de personas recorren los 526km que separan su hogar en el Amazonas boliviano de la capital del país, La Paz. ¿Cuál es el sentido de esta sacrificada marcha? Hombres, mujeres, niños y ancianos pertenecientes a diversos grupos indígenas caminan incansables para protestar por la inminente construcción de una carretera que acabaría con su modo de vida tradicional.

Un poco de contexto

En 2009, el Gobierno de Evo Morales concedió a los grupos indígenas de Mojeño-Ignaciano, Yuracaré y Chimán el título sobre las tierras que habitaban, zona de gran diversidad y que ocupa de más de un millón de hectáreas dentro del parque nacional y territorio indígena Isidoro Sécure (TIPNIS).

Durante más de una década, las contrapartes de InspirAction han ayudado a los grupos étnicos de esta zona a organizarse, entender sus derechos y sus responsabilidades y, en última instancia, conseguir que el gobierno boliviano les otorgase el título de propiedad sobre sus tierras. Parecía que tantos años de lucha habían dado sus frutos, hasta que el gobierno anunció que planeaba construir una carretera que atravesaría su territorio.

La construcción de la carretera, que atravesaría el parque nacional,  trae consigo un intenso debate. Una mejor comunicación podría facilitar la industria y los negocios, pero también podría significar un aumento de la plantación de hoja de coca y tala de árboles en la zona.

Esta marcha significa un profundo compromiso por parte de estas comunidades indígenas. Dura 40 días y cubre una distancia de 526km. Emma Donlan, responsable de InspirAction en Bolivia, afirma: “he estado siguiendo de cerca la marcha y me conmueve enormemente ver en qué condiciones están los manifestantes, incluidos niños, ancianos y mujeres embarazadas, que caminan bajo el sol con unas chanclas de goma como único apoyo”.

Mira el video

Conflicto indígena y campesino

La carretera es objeto de conflicto entre los grupos indígenas y las comunidades campesinas de la región. Mientras que los agricultores ven el acceso a la selva una oportunidad para cultivar tierras y construir asentamientos, las comunidades indígenas buscan preservar la biodiversidad para las futuras generaciones y vivir en armonía con su entorno. La carretera sería una seria amenaza para su modo de vida actual.

InspirAction trabaja con ambos colectivos en el Amazonas, ya que tanto uno como el otro son muy vulnerables y están en el punto de mira de varios grupos que ostentan un gran poder y les pueden manipular. InspirAction trabaja con campesinos e indígenas buscando maneras de gestionar de manera eficiente el conflicto. “Nuestro miedo es que esta marcha provoque más conflicto”, afirma Emma Donlan.

Descubre nuestro trabajo en Bolivia


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: