Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Ugland House: el mayor fraude fiscal del mundo

Ya en el año 2009, cuando el presidente Obama oyó hablar por primera vez de Ugland House dijo “o bien es el edificio más grande del mundo o es el mayor fraude fiscal del mundo” y todos ya sabíamos la respuesta. Ugland House es una oficina situada en las Islas Caimán. Un edificio normal de cinco plantas con su jardín y sus terracitas adornando. Sin embargo, este edificio tiene la capacidad “misteriosa” de albergar unas 19.000 compañías diferentes. ¿19.000 compañías? Sí, 19.000 compañías que realmente no necesitan ni oficinas, ni trabajadores, ni producción, porque la única razón de su existencia es el fraude fiscal. Ellas son solo algunas de las llamadas empresas fantasma. El secretismo y la falta de transparencia de algunos países o territorios ofrece la posibilidad de que multinacionales y grupos empresariales sin escrúpulos creen una compleja red de fideicomisos y “empresas fantasma” para no pagar los impuestos que deberían. Foto del blog: http://youarebeingmanipulated.com/ Gracias a estas empresas fantasma, las multinacionales ocultan fácilmente la verdad sobre los beneficios que tienen y evitar así pagar los impuestos que deberían. Son empresas de las que no sabemos ni si quiera a quién pertenecen. Podría darnos igual, pero no. Esconder este dinero y permitir que las multinacionales no paguen los impuestos que deben es lo que mantiene a millones de personas en la pobreza.  Estas empresas y esta falta de transparencia evita que los países en desarrollo reciban a través de impuestos los ingresos que necesitan para invertir en servicios esenciales como escuelas y hospitales. Para desenredar esta red de empresas fantasmas, necesitamos saber quién es dueño de qué y dónde y cuántos beneficios obtienen. Con este motivo lanzamos la campaña G8, va en serio y conseguimos que durante el G8, varios líderes políticos se comprometieran a combatir la evasión de impuestos. Pero no pueden quedarse en declaraciones. Desde InspirAction y con vistas al G20 que se celebrará los días 5 y 6 de septiembre estamos exigiendo que se tomen las medidas necesarias para que los evasores de impuestos no tengan dónde esconderse. Queremos que la información sobre estas empresas fantasmas se haga pública, que los evasores de impuestos tengan que rendir cuentas y que los países en desarrollo pueden recibir el dinero que les deben. Mantente alerta. Estamos presionado. Foto del blog http://youarebeingmanipulated.com/

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados

 

Nuestros artículos sobre: