Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Suiza, la reina de los paraísos (fiscales)

jueves, 6 de junio de 2013  Blog Justicia Fiscal     Paraisos Fiscales, G8, Evasión fiscal
Si quisiéramos hacer un listado de los paraísos fiscales top top, sin duda, Suiza sería la reina. Quizá no sea el país que más secreto bancario ofrece (como Liechtenstein o las Islas Vírgenes británicas) ni tampoco el que más flujo de capitales mueve (como podría ser UK o EEUU)… pero si hacemos una mezcla entre ambas virtudes Suiza se lleva la palma! Para que nos hagamos una idea de lo importantes que son estas cualidades basta con decir que en 2011 el valor del transito comercial vía Suiza fue un 36% más alto que su propio Producto Interior Bruto. ¿Por qué elegir Suiza para comerciar? Es muy sencillo. Las virtudes de Suiza permiten que una empresa suiza compre bienes a otras empresas (subsidiarias o a proveedores) de fuera del país y después las venda a otras empresas, también de fuera del país. En esa transacción, en la que es muy posible que las mercancías nunca hayan llegado a pisar este país, Suiza se guarda el secreto y nadie sabe qué ha entrado ni cómo ha salido. Suiza, no registra este tránsito ni como importaciones ni como exportaciones si no tan solo como flujos comerciales. Lo que hace que fácilmente se pierda la pista. Este secretismo permite por ejemplo que haya una gran explotación de recursos naturales en países en desarrollo de los que casi no reciben ningún beneficio económico, ni por el precio que se paga por ellos ni por los impuestos que podrían cobrar. Vamos a un caso concreto y real: Zambia, 2010 Empresas mineras extrajeron cobre. Lo vendieron (digitalmente claro) a una empresa Suiza por un precio X. Esa “entrada” no se registró en Suiza como importación. A su vez la empresa Suiza lo vendió a otra empresa por un precio 3 veces superior al que lo compró. Y no se registró como exportación. El precio de este metal se infló tanto en la compra-venta que si Suiza hubiera desaparecido de la ecuación, Zambia podría haber doblado su PIB con las ganancias de la venta de su cobre (y este dato es real). Suiza se ha convertido en la reina para el comercio de materias primas. El tránsito comercial vía Suiza representa entre el 15 y 25% del tránsito mundial de materias primas. Y se calcula que los países en desarrollo, a través del comercio que se realiza con (o vía) Suiza, pueden haber perdido unos 578.000 millones de dólares entre 2007 y 2010 (lo que es 67.000 millones más que el presupuesto internacional dedicado a ayuda al desarrollo en ese periodo). Es una cantidad suficientemente grande como para que nos demos cuenta de la importancia de generar cambios políticos en el menor tiempo posible. Para empezar es evidente que necesitamos una mayor transparencia por parte de Suiza sobre su comercio de materias primas. En menos de 15 días se reunirá el G8. Desde InspirAction estamos pidiendo que se negocie la creación de una Convención Internacional sobre Transparencia Fiscal que nos permita acabar con la evasión que está sumando a millones de personas en la pobreza. Firma y únete a la petición.

Nuestros artículos sobre: