Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Smart Cities contra el Cambio Climático

jueves, 23 de julio de 2015  Blog

© ITU

Por Cristofer Correia.

¡Sí! tratamos de prevenir el Cambio Climático, ser más resilientes y proteger el medioambiente tanto para nosotros como para las futuras generaciones. Además, procuramos alcanzar este objetivo mejorando continuamente la calidad de vida de todas las personas. Pero, ¿Dónde está realmente el problema? ¿Cuál es la solución? Sabemos que, en buena medida, el cambio climático es resultado de la acción del ser humano, en el contexto donde se desenvuelve: en las ciudades. Según el informe de Habitat de la ONU, hace un siglo, solo dos de cada diez personas vivían en ecosistemas urbanos y, en los países en desarrollo el porcentaje estaba por debajo del 5%. Hoy, la situación es francamente distinta: entre 2010 y 2015 la población urbana está creciendo en 200 mil personas al día, el 10% de la población mundial se concentra en las 30 metrópolis más grandes; la mitad del mundo vive en ciudades. Sin embargo, esta situación, perfectamente entendible por las oportunidades laborales que las ciudades ofrecen en detrimento de otro tipo de asentamientos, trae consigo importantes consecuencias medioambientales. Es aquí donde encontramos el reto a superar. El 51% de la población mundial que vive en las ciudades consume aproximadamente el 80% de los recursos y de la energía mundial, ocupando tan solo un 2% de la extensión del planeta, generando más de 720 millones de toneladas de residuos al año y produciendo el 70% del CO2 que es expulsado a la atmosfera. Viendo los datos, se hace evidente que el modelo de consumo energético en las ciudades debe cambiar. Para el 2050 el 66% de la población mundial estará viviendo en ciudades. Nuestro reto es proponer alternativas, una nueva fórmula que genere una relación más amistosa entre ciudadanos y medioambiente. Es aquí donde empezamos a hablar de las Smart Cities, las ciudades inteligentes. Un modelo de ciudad que respeta el medioambiente, sin dejar de generar desarrollo y crecimiento, y aprovechando las oportunidades del entorno: las Tecnologías de la Información y de la Comunicación. Las Smart Cities son un modelo de ciudad que, utilizando transversalmente la tecnología, el internet y la minería de datos, sistematiza datos en tiempo real del estado de la ciudad para mejorar la prestación de servicios públicos, la atención de emergencias, la movilidad urbana, la eficiencia energética y la protección del medioambiente; a la vez que promueve la participación ciudadana y el emprendimiento por vías digitales. Encontramos casos de éxito en diferentes lugares; por ejemplo Medellín, Colombia, que con su modelo de ciudad inteligente, no solo mejora su sostenibilidad sino también la situación de pobreza y exclusión social. Fue nombrada en 2013 como la ciudad más “Innovadora del Mundo”, convirtiéndose en Smart City de referencia en América Latina. En el otro extremo del planeta, una de las ciudades de referencia como Smart City, Singapur ha reducido sus emisiones de CO2 per capita en casi un 90% entre 1994 y 2010. Los ciudadanos, organizaciones del tercer sector, empresas y gobiernos no debemos renegar la inevitable, y beneficiosa, realidad de la “urbanidad mundial”. Nuestro deber es cambiar conductas y cambiar políticas para evolucionar el modelo. Transformar la ciudad, haciéndola más accesible, inclusiva, conectada, participativa y con mejores servicios públicos no solo traerá importantes beneficios sociales y económicos. Las ciudades inteligentes serán el vehículo principal para la sostenibilidad del planeta.

Nuestros artículos sobre: