Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Romper la "omertá"

sábado, 8 de diciembre de 2018  Blog Honduras Centroamerica y Caribe Derechos Humanos
Una sociedad civil fuerte es imprescindible para combatir la corrupción
Trabajamos en muchos países para fortalecer organizaciones que luchan contra la corrupción como forma de devolver a la sociedad su poder y luchar contra la desigualdad

La corrupción nos cuesta en España 87.000 millones de euros al año (según datos de la Cámara Nacional de Mercados y Competencia) , una cifra que daría de sobra para mantener un Estado de Bienestar sin recortes, según afirma Juan Carlos Galindo. La corrupción es como un cáncer que se está extendiendo en nuestra sociedad: en 2010 se cifraron en 366 los delitos por corrupción y en 2016 fueron 1.108.

En España hay una conciencia clara de que la corrupción es un problema. De hecho, según el CIS, es la segunda preocupación principal de la población española, después del paro. En el marco de Europa Occidental, España es uno de los países en los que su población percibe más corrupción, según Transparency International (solo superado por Italia, Grecia, pero muy lejos de países como Alemania o Francia). En esta lista,. España lleva seis años empeorando su posición.

A pesar de la enorme preocupación que despierta la corrupción, el hecho de que no tengamos herramientas para enfrentarnos a ella puede llevarnos a asumir esta lacra como inevitable, a resignarnos a que “todos los políticos son igual de ladrones”. Pero la corrupción, como la pobreza, no son inevitables. Desde InspirAction trabajamos en muchos países para fortalecer organizaciones que luchan contra la corrupción como forma de devolver a la sociedad su poder y luchar contra la desigualdad. Una sociedad civil fuerte, organizada, formada en rendición de cuentas, que reclame transparencia y buen gobierno, es fundamental para hacer frente a este cáncer. Uno de los países en los que trabajamos con este objetivo es Honduras.


Honduras, una sociedad civil en acción contra la corrupción

Honduras se sitúa en el puesto 135 en el listado de Transparency International en cuanto a percepción de corrupción. La percepción, sin duda, ha empeorado, porque un año antes el país centroamericano se situaba en el puesto 123. El dinero que Honduras pierde cada año en corrupción equivale al 78% del presupuesto de educación y al 153% del presupuesto en salud.


En este tiempo ha habido una movilización social sin precedentes contra el expolio de lo público. Y en este contexto nació el proyecto HondurAction, creado por la unión de esfuerzos de varias organizaciones de la sociedad civil (InspirAction/ Christian Aid, el Centro de Desarrollo Humano (CDH), el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH) y el Organismo Cristiano para el Desarrollo Integral de Honduras (OCDIH)). Este proyecto pretende fortalecer a la sociedad civil, especialmente a jóvenes y comunidades indígenas, como auditores sociales contra la corrupción. Además, con el proyecto se pretende mejorar la calidad de las investigaciones periodísticas sobre corrupción e incluso “vacunar” contra este cáncer desde muy temprana edad en los centros educativos.

Ya se han llevado a cabo formaciones a organizaciones sobre corrupción y transparencia, se han creado comisiones de transparencia en varios municipios, se está elaborando una investigación sobre el impacto de la corrupción, se ha capacitado a jóvenes en auditoría y comunicación popular contra la corrupción y se realizan debates en la universidad sobre la lucha contra la corrupción. 


Ni en Honduras, ni en España, ni en ningún país del mundo nos podemos permitir el saqueo de lo público y la normalización de la corrupción. Con proyectos como estos, pretendemos que la propia sociedad, fortalecida, extirpe de raíz este cáncer.