Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Regusto agridulce tras las negociaciones de Cancún

jueves, 30 de diciembre de 2010  Noticias InspirAction Cambio Climático     Cop17, Cumbre del Clima
Cocktail de optimismo y preocupación. Así podríamos definir los que sentimos desde InspirAction tras los resultados de la Cumbre de Cancún.

“En Copenhague se echó por la borda cualquier intento de solucionar la crisis climática, pero aquí, en México, los negociadores lo han vuelto a poner sobre la mesa”, afirma Mohammed Adow, experto en incidencia institucional en InspirAction.

Si bien es cierto que los países han avanzado en determinados aspectos, como financiación, bosques, adaptación y tecnología, el esfuerzo por avanzar ha de ser mucho mayor. Sobre todo en dos puntos esenciales: los recortes de emisiones en los países ricos y la continuidad del Protocolo de Kyoto. 

Mientras que el Acuerdo contiene promesas que pueden beneficiar enormemente a los países en desarrollo, los negociadores han retrasado algunos asuntos esenciales que condenan a los habitantes de dichos países a un futuro aun más precario. “El nuevo Acuerdo arroja al Protocolo de Kyoto un salvavidas pero todavía no está claro si es suficientemente fuerte como para constituir una extensión del actual Protocolo”, afirma Adow. 

Una preocupación más es que los países no se han pronunciado sobre cuánto se deben reducir las emisiones globales para garantizar un futuro seguro. Los líderes políticos deben definir una hoja de ruta común hacia una revisión de los recortes propuestos, si queremos mantener el calentamiento planetario por debajo de los 2ºC. 

Otra de las mejoras alcanzadas con respecto a Copenhague es la creación de un Fondo Verde. Sin embargo, no se especifica de dónde provendrá el dinero o cuál será el papel del Banco Mundial en dicho fondo, ya que su trayectoria de protección de personas y del medioambiente es bastante pobre.

En InspirAction creemos que las negociaciones de Cancún han demostrado que los países pueden escucharse los unos a los otros, dialogar y alcanzar un objetivo común. Al menos, en teoría. Por tanto, esperamos que los líderes políticos aprovechen esta energía positiva para alcanzar un acuerdo justo, ambicioso y vinculante en la COP17 de Sudáfrica.

Desde nuestro punto de vista, las prioridades de los países hasta las próximas negociaciones en la ciudad de Durbán (2011) deberán ser:

  • Acortar urgentemente la distancia entre los recortes de emisiones propuestos por los países y lo que la ciencia muestra como indispensable para un futuro seguro. 
  • Garantizar la extensión del Protocolo de Kyoto para que pueda ser acordado puntualmente en Durbán. 
  • Identificar de dónde provendrá el dinero del fondo Verde y cómo se distribuirá.

En la imagen, un momento de la entrevista de nuestra enviada a Cancún Sol Oyuela a un activista.


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: