Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Reconocimiento de responsabilidades por parte del Estado

Por Thomas Mortensen, Responsable de InspirAction en Colombia viernes, 4 de diciembre de 2015  Blog Colombia Construyendo Paz
El 6 de noviembre, el Presidente de Colombia Juan Manuel Santos pidió perdón a las familias de las víctimas por la responsabilidad del Estado en la desaparición forzada de 11 personas en los hechos conocidos como toma y retoma del Palacio de justicia los 6 y 7 de noviembre de 1985, en los que más de 100 personas murieron.
Pidió perdón porque tuvo que hacerlo. Pero lo hizo.

Hace 30 años, el grupo guerrillero M19 ocupó violentamente el Palacio que fue “retomado” por las fuerzas armadas con el recurso a un uso excesivo de la fuerza. Desde los trágicos acontecimientos, se ha mantenido un pacto de silencio sobre lo que realmente sucedió y los que han tratado de esclarecer la verdad han sido perseguidos sistemáticamente -familias de las víctimas, defensores de Derechos Humanos e incluso altos funcionarios públicos-. La juez María Estela Jara, tras sentenciar a un militar por su responsabilidad en los crímenes, recibió amenazas tanto a ella como a su hijo y tuvo que huir del país. InspirAction le ofreció apoyo psicológico a su regreso a Colombia.El hecho de que hoy el Presidente haya pedido perdón es un paso importante para que Colombia pueda empezar a sanar las heridas de este terrible incidente que divide la historia colombiana. Este acto de perdón es el resultado del trabajo incansable de nuestras contrapartes Corporación Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” (CCAJAR) y  la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (CIJyP), quienes han presentado y ganado el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que en su sentencia dictada el 14 de noviembre de 2014, encontró que el Estado era responsable por los delitos de desaparición forzada, ejecución extrajudicial, tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes, detención arbitraria, así como por la falta de esclarecimiento judicial de los hechos y el incumplimiento de su deber de prevención frente al riesgo en que se encontraban los ocupantes del Palacio de Justicia.

Acción en el Estado colombiano sobre el caso "Palacio de Justicia".Fotografía de RedAlas.net

Sí, Juan Manuel Santos, el Presidente, pidió perdón. Lo hizo porque era parte de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el jefe de Estado está obligado a cumplirla. Sin embargo,  en un desafortunado comentario dejó entrever la vacilación subyacente de no reconocer plenamente la responsabilidad del Estado en los terribles crímenes de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales al decir "si se ha cometido un error, pido perdón...". Un error que no hay duda de que se cometió.Como nota positiva, el Senador Antonio Navarro Wolff - ex miembro  del M19- también pidió perdón a nombre del grupo guerrillero en un acto de reconciliación, no durante el acto oficial sino a través de los medios nacionales de comunicación.

Colombia se encuentra inmersa en un proceso de Paz que necesita este tipo de actos y reconocimientos. El trabajo por construir la paz en el país pasa por establecer las pautas para esclarecer la verdad, pedir justicia y conseguir reparación.En los discursos de los familiares de las víctimas que asistieron al mismo encuentro con el presidente, se insistió en la necesidad de romper ese pacto de silencio y de sacar a la luz toda la verdad sobre  los hechos, pidiendo a la comunidad internacional que siga ejerciendo presión sobre las autoridades para que se revele toda la verdad y se condene a los máximos responsables. Una de las víctimas dijo que con el fin de cerrar este triste capítulo de la historia de Colombia, la sociedad tiene que saber la verdad para así curar sus heridas y ser capaces de construir la paz.En Colombia aún muchas personas consideran al M19 como único responsable de los sucesos del Palacio de Justicia y sienten resquemor al ver a algunos ex miembros de este grupo ocupando actualmente puestos políticos. En este contexto, es un paso positivo hacia la reconciliación que el M19 también haya reconocido su responsabilidad. La toma y retoma del Palacio de Justicia sigue siendo un tema que divide a la sociedad colombiana. Por eso ahora es más importante que nunca trabajar por esclarecer esta y otras graves violaciones de derechos humanos que de no ser reconocidas sus responsables condenados y las víctimas reparadas, no permitirán que Colombia camine hacia una paz estable y duradera.Desde InspirAction apoyamos a nuestras contrapartes CCAJAR y la CIJyP para que cuenten con las garantías necesarias y puedan desarrollar este trabajo en seguridad.


Nuestros artículos sobre: