Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Por una España que proteja la vida

Por Cristina Porras Bravo viernes, 12 de mayo de 2017  Blog Emergencias     Refugiad@s
La poeta feminista Edna St. Vincent Millay decía que “la infancia es el lugar en el que nadie muere”
Un lugar de felicidad, crecimiento y fantasía donde el derecho al amor y a la vida se impone como el leitmotiv de cada día. En tan solo un año, 423 niños y niñas, han conocido la muerte en el Mediterráneo intentando encontrar ese lugar en el que nadie muere.

2017-05-12-blog-rajoy-refugiadosEn la sesión plenaria del 6 de abril de 2016, Mariano Rajoy afirmaba: “si hay algún país que está preparado para responder al reto de los refugiados y la inmigración, ese es España”. Tan solo dos meses antes, afirmaba también en el Congreso de los Diputados que “Toda Europa defiende los derechos humanos (…) la solidaridad y el derecho de asilo…”

Casi un año después, como denuncia la campaña #VenidYa, a la que InspirAction pertenece, España solo ha acogido a  1.304 personas de las 17.387 a las que se comprometió. 16.083 esperan aún esa solidaridad y el cumplimiento de su derecho al asilo. El 20 de junio es la fecha límite para cumplir su compromiso.

Mientras, el número de personas muertas intentando llegar directamente a las costas de España se duplica. En 2014 fueron 131 personas, en 2016 han sido 295. Cifra que no tiene en cuenta las muertes en otras fronteras. El mar Mediterráneo se ha convertido en la mayor vergüenza de  Europa; en los últimos 17 años, 35.000 personas han perdido la vida en sus aguas, y  solo  desde  2016 lo han hecho casi 7.000.

Las cifras desdibujan la terrible realidad. Hablamos de miles de personas con nombres y apellidos, con historia, emociones, deseos, amor y esperanza. Personas que se embarcan en rutas peligrosas porque su hogar es aún más inseguro.

Cuando una madre decide subir a su bebe a una barca hinchable inestable e insegura para cruzar el mar por la noche es porque la costa es sinónimo de muerte y sufrimiento.

Los derechos no entienden de dificultades

2017-05-12-blog-mediterraneo-refugiados

Rajoy afirmaba: "Ya me gustaría a mí haber cumplido con los acuerdos de reubicación y reasentamiento, pero no es tan fácil”. Poco más tarde decía "Una cosa son los buenos deseos y las buenas intenciones, que son importantes, y las realidades, porque si no se quedan en nada y se genera frustración”.

Definitivamente no estamos hablando el mismo idioma. El gobierno habla de dificultades, buenos deseos e intenciones. Nosotros, las organizaciones de la sociedad civil hablamos del Derecho a  la vida. Y ese derecho no entiende de dificultades. Es el primero y más importante.

La sociedad civil está abriendo sus puertas a ese asilo. Lo demuestran las miles de iniciativas que hay en toda España.

Pero ante las oportunidades de encontrar soluciones,el gobierno cierra las puertas.

Insistimos e insistiremos. En febrero Barcelona acogió la mayor movilización de Europa para exigir la acogida de personas refugiadas. Cientos de miles de personas se lanzaron a las calles bajo el lema ¡Basta de excusas! Acojamos ahora. El próximo 17 de junio, Madrid se prepara para salir a la calle a mostrar nuestra indignación y a exigir al Gobierno de España, y a la UE en su conjunto, que no juegue con la vida de millones de personas y ofrezca unas políticas migratorias y de acogida que garanticen los derechos humanos.

Si tú también quieres acoger participa

2017-05-cartel17j-refugiados