Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Por una Alianza de desarrollo real en Centroamérica

martes, 3 de marzo de 2015  Noticias InspirAction Justicia Fiscal
Guatemala, Honduras y El Salvador,  junto con EEUU, pensando más en las empresas y sus beneficios fiscales que en la población en la Alianza por la Prosperidad del Triángulo Norte.

Guatemala, Honduras y El Salvador son los tres países centroamericanos que están dentro del Plan para la Alianza por la Prosperidad  del Triángulo Norte, impulsado por la diplomacia de Estados Unidos y que estos días 2 y 3 de marzo se refuerza con la visita del Vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, a Guatemala, donde se negocian los lineamientos básicos de este plan de acción.

Todo proceso de cooperación económica en busca de un mayor desarrollo es bien acogido por los países y por las organizaciones sociales, pero la realidad es que, tal y como denuncia el ICEFI- Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales- , contraparte de InspirAction, esta Alianza por la Prosperidad tiene que dirigirse a beneficiar a toda la población, teniendo en cuenta su opinión, y no a beneficiar a los sectores privados empresariales, debilitando aún más los frágiles sistemas fiscales de estos países.

Según plantean las líneas estratégicas de acción tras estas reuniones entre los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador con el Vicepresidente de EEUU, las prioridades se centran en atraer la inversión privada y promover sectores como el textil, agroindustria e industria ligera, a través de privilegios y ventajas fiscales. Sin embargo no queda reflejado cómo se asegurará el acceso al trabajo decente, con remuneración justa, cobertura y prestaciones de la seguridad social para las personas contratadas. Es vital para estos países que el Plan nazca con los principios de justicia fiscal y transparencia, y que esté sujeto a procesos de evaluación y rendición de cuentas a la ciudadanía.

Para ICEFI y otras organizaciones es increíble que en los encuentros de negociación realizados entre los países esté excluida la sociedad civil, principalmente las organizaciones de migrantes, que son quienes mejor saben las necesidades de sus países de origen, que les obligan a marchar, y los problemas de los migrantes en EEUU.

Aún hay tiempo para rectificar y legitimar este pacto entre países. Una Alianza por la Prosperidad tiene que estar llamada a beneficiar a los sectores públicos que repercuten en toda la población, no sólo en intereses empresariales privados que no garantizan el bien común ni la modificación de los indicadores sociales y económicos del país.

Consulta el comunicado de ICEFI completo aquí.


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: