Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

¿Por qué existe el Día Internacional de la Madre Tierra?

Por Wei-Hui Cui Chen viernes, 21 de abril de 2017  Blog Cambio Climático     Ecología
El año pasado, España consumió 3 veces más de lo que puede regenerar.
La Asamblea General, reconoció en 2009 que “Madre Tierra” es una expresión común en diferentes regiones y países del mundo, utilizada para referirse al planeta Tierra y su vínculo con cada uno de los seres vivos que habitamos y dado que se celebraba desde 1970, decidió declarar el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra.

Desde el año pasado, el Día de la Madre Tierra coincide con la firma del Acuerdo de París sobre el cambio climático, donde los países se comprometieron a trabajar para frenar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados centígrados, y dado los altos riesgos, a esforzarse por lograr que sea menor de 1,5 grados centígrados.

Pero… ¿Qué tiene que ver con nosotros?

2017-04-22-Blog-MadreTierra3-t300Todo. Por ello, una reacción más correcta sería… “Madre mía, pero ¿qué hemos hecho?” En el 2016, se le asignó a la fecha 8 de agosto la etiqueta de Día de la Sobrecapacidad de la Tierra. Es el aviso de que agotamos todos los recursos naturales que podemos consumir en referencia a lo es capaz de regenerarse cada año, siendo cinco días antes respecto al año 2015. Además, según los datos de Global Footprint Network (GFN), entramos en déficit ecológico debido a nuestro consumo desmedido, ya que necesitaríamos 1,6 planetas para satisfacer nuestra demanda de consumos naturales. El año pasado, España consumió 3 veces más de lo que puede regenerar.

Y es que cada vez, la superficie forestal es menor, la calidad de la tierra se va degradando, los recursos naturales escasean más y la diversidad biológica está llegando a un punto crítico.

Las emisiones de CO2 son el principal motivo de exceso ecológico debido principalmente a nuestra dependencia de los combustibles fósiles, que deja una huella de carbono de más del 60% de la demanda mundial sobre la naturaleza.

Conociendo la gravedad de la situación, es normal que surja la pregunta sobre cuál es nuestro papel, pero para ello es necesario que sepamos antes qué está ocurriendo y cuáles son las causas y nuestros grandes errores que han permitido este problema.

-          La agricultura

La agricultura es una fuente importante de emisiones de gases que contribuyen al efecto invernadero, libera grandes cantidades de dióxido de carbono a través de la combustión de biomasa, principalmente en las zonas de deforestación y de pastos. Además de ser responsable de casi la mitad de las emisiones de metano.

Según el informe de la FAO, Agricultura mundial: hacia los años 2015/2030, la degradación de la tierra, la extracción masiva de agua y reducción de la diversidad agropecuaria son las principales consecuencias de la explotación de la tierra.

Asimismo, es una fuente de contaminación del aire, donde el ganado representa aproximadamente el 40% de las emisiones globales, 16% los fertilizantes minerales y un 18% la combustión de biomasa y residuos de cultivos.

Las proyecciones sugieren que para el año 2030, las emisiones de amoníaco y metano procedentes del sector pecuario de los países en desarrollo será al menos un 60% mayor que en la actualidad. Las estimaciones para los próximos decenios en cuanto a pérdidas de biodiversidad varían ampliamente, entre el 2%-25% de todas las especies.

-          Despilfarro/Malgasto/Desperdicio de alimentos

2017-04-22-Blog-MadreTierra2-t300

La Comisión Europea estima que cada año se derrochan en el mundo, más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, es decir, 1/3 de la producción mundial, de los que 89 millones de toneladas de comida en buen estado corresponden a la Unión Europea.

Son causadas esencialmente por un sistema ineficiente de la cadena de suministro, ya sea por falta de infraestructuras, logística o tecnología como conocimiento de la gestión de la cadena trófica como de las restricciones ante el desconocimiento de la normativa legal.

2017-04-22-Blog-MadreTierra1

-          El residuo invisible

Quizá nos suene la tan conocida “isla de plástico”, tener esa primera imagen en mente es importante para mentalizarnos de lo que amenaza nuestro futuro.

Tras el estudio del Foro Económico Mundial, se estima que para 2050 habrá más plástico que peces en el océano, y es que actualmente hay 165 millones de toneladas de plástico, que suponen unos daños estimados en 12,3 mil millones de euros.

2017-04-22-Blog-MadreTierra4Y es que el plástico es el conocido como residuo invisible, donde su producción global se ha disparado en los últimos 50 años. Entre 2002-2013 aumentó un 50%: de 204 millones de toneladas en 2002, a 299 millones de toneladas en 2013. Se estima que en 2020 se superarán los 500 millones de toneladas anuales, lo que supondría un 900% más que los niveles de 1980. Además, emplea aproximadamente el 8% del petróleo para su fabricación, destinada en su gran mayoría a crear productos desechables.

En la actualidad, se estima que utilizamos un promedio de 45 kg de plástico al año cada persona, claro está que depende de qué país que sea la persona será así su consumo real al igual que no existe la relación pareja entre producción consumo.

 

¿Y ahora?

Si sumamos la contaminación lumínica, la atmosférica, el impacto de la construcción horizontal, los e-Waste… Podemos concluir que tenemos mucho que ver en lo que le está ocurriendo a nuestro planeta, nuestra demanda y consumo está provocando que desgastemos los recursos de una manera más acelerada de la que se pueden regenerar.

Nuestra única solución es cambiar el propio modelo, empezando desde nuestras casas, lugar de trabajo o estudio, en la calle, de vacaciones, etc. Mientras lo difundimos entre nuestros familiares, amigos, conocidos... Exigiendo a nuestros representantes y gobernantes que tomen medidas serias y concisas para paliar desde ya la situación, necesitamos una producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente para revertir los efectos que está causando el cambio climático, debemos reducir nuestra huella y permitir que las generaciones futuras puedan disfrutar de un planeta sano.

Todos somos responsables.

 


Nuestros artículos sobre: