Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nueva réplica de terremoto en Haití, terror en medio del caos

jueves, 21 de enero de 2010  Blog     Ayuda Humanitaria, Catástrofes naturales
Los habitantes de Haití revivieron ayer el horror de los últimos días, tras la réplica de un nuevo terremoto de magnitud 6.1. Aún se desconoce si se han producido más víctimas mortales en medio del caos que ya asola el país, pero el estado ruinoso de casi todos los edificios en la zona, hace temer que haya quedado más gente atrapada. Han pasado 9 días desde que Haití quedase arrasada por el terremoto del 12 de Enero, y los equipos de rescate continúan sacando cuerpos sin vida bajo los escombros. Tras la movilización internacional, un nuevo caos parece haberse hecho con el control de Haití, donde los diferentes convoys de ayuda trabajan sin existir una verdadera coordinación entre ellos. Las últimas noticias destacan el papel del ejército estadounidense en las labores de gestión, pero aún no se ha podido contrastar esta información A pesar de toda la ayuda recibida, la situación de los habitantes sigue siendo terrible. El mercado negro se ha apoderado de varios de los cargamentos de comida y para la mayoría de familias se hace imposible el acceso a la ayuda. Sin embargo el peor enemigo de los habitantes de Haití es ahora mismo el miedo y la falta de esperanza. El terremoto de ayer pareció confirmar los temores de todos los haitianos: que no existe vuelta a la normalidad y que durante el resto de su vida seguirán temiendo dormir a cubierto por miedo a que el techo les caiga encima en medio del sueño. Las heridas físicas cicatrizarán e irán desapareciendo, los daños psicológicos, sin embargo, serán muy difíciles de sanar. Un pueblo sin esperanza es un pueblo sin futuro, por eso la labor de las ONGs y demás instituciones implicadas es una labor a largo plazo, donde el consuelo y la educación jugarán un papel tan importante como los sacos de arroz y las botellas de agua. Tu donación se convierte en ayuda directa, ayúdales. (Imagen cortesía de Prospery Raymond)

Nuestros artículos sobre: