Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Nepal: Ahora comienza el verdadero trabajo

Durante los próximos tres años, las contrapartes de InspirAction en Nepal se centrarán en asegurar que los más vulnerables tienen lugares seguros para vivir, agua limpia para beber y una manera de ganarse la vida.

El terremoto de magnitud 7,8 que golpeó Nepal el 25 de abril, fue el peor desastre natural al que se ha enfrentado el país en más de 80 años. Murieron más de 8.000 personas y 20.000 resultaron heridas. El impacto del seísmo y las réplicas posteriores en la vida de los nepalíes y en las infraestructuras ha sido enorme, afectando a alrededor de 8 millones de personas. Comunidades enteras fueron devastadas, sufriendo más las zonas rurales de Sindupalchowk y el valle de Katmandú. Todavía hoy, casi dos meses después, sigue habiendo necesidad urgente de agua potable, alimentos, refugio y atención médica en algunas áreas.

Los equipos de InspirAction en Delhi, India, coordinaron las iniciativas regionales y con la ayuda de los socios de la Alianza ACT, pudimos responder con rapidez al desastre. En el momento del segundo terremoto, que se produjo el 12 de mayo, nuestro equipo ya estaba en el terreno, trabajando incansablemente, proporcionando agua y lonas de plástico a las comunidades y evaluando las necesidades futuras.

¿Qué hemos conseguido?

Llegamos al final de la primera fase de nuestra respuesta habiendo sido capaces de proporcionar apoyo a más de 19.000 hogares – casi 100.000 personas- en poco más de tres semanas. 12.000 familias han recibido kits de higiene y casi 10.000 han recibido alimentos. Hemos ayudado a 19.000 hogares a crear refugios temporales y hemos repartido más de un millón de tabletas de purificación de agua.

Yeeshu Shukla, nuestro técnico de emergencia en Nepal, nos contaba en este video cómo nuestros socios consiguieron distribuir toda esta ayuda en las áreas más remotas. Alimentos, refugio, artículos de higiene y agua potable fueron las prioridades en los primeros días de la respuesta.

Nepal es uno de los países más pobres y menos desarrollados de la región. Las deficientes infraestructuras – empeoradas con el terremoto y la lluvia - hicieron difícil y peligroso viajar a zonas rurales remotas. Ahora nuestra preocupación es mejorar los refugios antes de las fuertes lluvias de la temporada del monzón, y ayudar a las personas a que aprendan nuevas técnicas para hacer de sus hogares refugios más seguros ante nuevos terremotos. Durante la temporada de lluvias es de vital importancia la buena higiene y que las comunidades tengan acceso a agua potable, limpia y segura para que no se propaguen enfermedades.

Durante los próximos tres años, las contrapartes de InspirAction en Nepal se centrarán en asegurar que los más vulnerables tienen lugares seguros para vivir, agua limpia para beber y una manera de ganarse la vida. El trabajo acaba de comienzar.


Nuestros artículos sobre: