Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Mantener el protocolo de Kioto o hacer frente a la anarquía climática, el dilema de Durban

lunes, 28 de noviembre de 2011  Notas de prensa Cambio Climático
El mundo se arriesga a la anarquía climática si finalmente echa por tierra el Protocolo de Kioto, única legislación vigente en el mundo para hacer frente al calentamiento global, advierte la ONGD InspirAction, el día en que empieza la nueva cumbre de Naciones Unidas sobre la crisis climática.

Los delegados de casi 200 países de todo el mundo se reúnen desde hoy en Durban, Sudáfrica, durante las dos semanas que durarán las conversaciones de Naciones Unidas sobre la lucha contra el cambio climático. La vigencia del Protocolo de Kioto será la clave de las conversaciones, marcadas por la urgencia de saber que de no hacer nada, pronto perderemos la única legislación climática internacional que existe en la actualidad.                 

“No tiene sentido permitir que se contamine libremente, y luego exigir a los contaminadores que arreglen lo que han hecho. Esto tendría consecuencias desastrosas”, indica Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia de InspirAction.  “Pero es a eso a lo que nos enfrentamos, a menos que los gobiernos se comprometan a preservar la única legislación internacional vigente: el Protocolo de Kioto. La Unión Europea puede y debe jugar un papel clave en esta negociación. El apoyo a Kioto no puede estar condicionado a las decisiones de otros estados o grandes economías”.

"Condicionar el apoyo de la UE a que India y China acepten los compromisos legales de reducción de emisiones no es razonable, en un momento en el que EE.UU., Japón, Canadá y otros países no aceptan las obligaciones legales para proteger el clima. Esto sería una receta para la anarquía internacional, por lo que al clima del mundo se refiere”.

No conseguir una prolongación del Protocolo de Kioto sería una mala noticia para todos, pero lo más grave es que las personas que más sufrirían son los menos responsables del cambio climático: las personas pobres, que son las más vulnerables ante un clima cada vez más duro e impredecible.

La alternativa a un segundo período del Protocolo de Kioto sería un programa de reducción voluntaria de emisiones con revisiones periódicas de su cumplimiento. Los países decidirían por sí mismos la reducción de emisiones que estarían dispuestos a asumir y revisarían cada cierto tiempo hasta qué punto lo han conseguido. "Esta solución sería incluso peor que no llegar a ningún acuerdo, ya que permitiría que muchos estados  afirmasen que ya están haciendo lo suficiente para evitar el desastre climático. En realidad un sistema de compromiso y de revisión no sería efectivo en absoluto", indican desde InspirAction.


InspirAction pide a los casi 200 delegados reunidos en Durban que:

- Los países ricos, especialmente los de la Unión Europea, se comprometan a extender el Protocolo de Kioto y acordar una fecha provisional en la que el segundo período del mismo debería entrar en vigor.

- Los países ricos garanticen una financiación para la lucha contra el cambio climático adecuada, previsible y adicional con respecto a la Ayuda Oficial al Desarrollo. En Copenhague y Cancún, los gobiernos acordaron movilizar cien mil millones de dólares al año a partir de 2020. Ésta es la cantidad mínima que necesitan los países pobres para adaptarse al cambio climático y desarrollarse sin empeorar la crisis climática.

- La creación de un Fondo especial para fomentar que África subsahariana reciba un apoyo financiero justo para garantizar un desarrollo bajo en carbono,  dentro del Fondo Verde Climático acordado en las conversaciones de Cancún en 2010. (ver el informe Una África baja en carbono)


- Acercar las metas de reducción de emisiones en las que los principales contaminantes se han puesto de acuerdo, a los niveles de reducción de emisiones que los científicos han demostrado que serían necesarios para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2 ° C.

 

InspirAction ha puesto en marcha la campaña “Un Menú para Durban en la que solicita a los delegados que se reunirán en Sudáfrica que garanticen un acuerdo climático justo y vinculante. Puedes conocer la iniciativa pinchando aquí.

 


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio
Nuestros artículos sobre: