Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Los líderes de la UE acuerdan medidas para frenar el calentamiento global

lunes, 27 de octubre de 2014  Noticias InspirAction Cambio Climático     Calentamiento global
InspirAction considera que las nuevas metas en materia climática y energética acordadas por los líderes de la Unión Europea son un buen punto de partida para las negociaciones del próximo año en París. Sin embargo, es necesaria una reducción mucho mayor en la emisión de gases de efecto invernadero si queremos impedir que la temperatura global supere los 2ºC.

© EFE

La decisión de reducir “al menos” un 40% la emisión de gases que causan el efecto invernadero es un buen inicio pero no es suficiente para impedir el caos climático que los científicos predicen.

Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia Política de InspirAction, describió el acuerdo como un prometedor primer paso en pos de un pacto global climático para el próximo año: "Las palabras importantes en el acuerdo son‘al menos‘, ya que idealmente la UE tendrá que cumplir ese objetivo para que las negociaciones sobre un acuerdo global por el clima sean ambiciosas”.

El 40% eslo mínimo que se debe alcanzar si los estados de la UE pretenden desempeñar un rol importante en la lucha contra el calentamiento global.“Es esencial que todos los países de la UE reorienten sus estrategias en materia energéticas y pasen del uso de combustible fósiles al empleo de energías renovables como la solar o la eólica. Si no cambian sus políticas energéticas, entonces no cumplirán el mínimo establecido”.

Ortigosa señala que “es alentador comprobar que estados que dependen del carbón, como Polonia, no lograrán forzar bajar la meta del 40% a pesar de las amenazas”. Países como Reino Unido, Francia y Alemania fueron partidarios de mantener ese objetivo. “La UE tiene que estar por delante en el desarrollo y aplicación de las energías renovables si quiere ser un líder en el mercado mundial”.

En la reunión también se acordó conseguir  que el uso de las energías renovables suponga un 27% más (con respecto a 1990) en el consumo final de energía, así como, mejorar la eficiencia energética en un 27% para el año 2030. Estos objetivos buscan allanar el camino de las negociaciones para la Cumbre Climática de este año en Perú, reunión clave para alcanzar un acuerdo ambicioso en la Cumbre de Paris en 2015.

“La desconfianza entre los países ricos y pobres ha impedido que se logre un acuerdo climático global, ya que los países en vías de desarrollo exigen que los estados que se han enriquecido a costa de contaminar el planeta asuman su responsabilidad por haber causado este problema. Para que las negociaciones tengan éxito, los países ricos tienen que desempeñar un papel importante en la lucha contra el calentamiento global”, sentenció Ortigosa.

Si te ha interesado la noticia, también puedes leer

-          Más acción y menos palabras

-          Marcha global por el Clima


Nuestros artículos sobre: