Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Las mujeres excombatientes, claves para avanzar hacia la paz en Colombia

Por Elena Couceiro martes, 3 de diciembre de 2019  Blog Colombia Construyendo Paz
Tres mil excombatientes de un total de trece mil viven en los llamados Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación. Actualmente hay 24 espacios de este tipo. Según datos de las FARC, 29 de cada cien excombatientes son mujeres.
 “Para mí es muy raro levantarme y pensar en que tengo que ir a mirar si la gallina puso o a darle de comer a los marranos, porque yo hace unos años solo estaba pendiente de mi fusil, (…) pero a pesar de todo, no queremos volver a la guerra, ya ese tiempo difícil pasó”

Quien así habla para Radio Nacional de Colombia es Lidia María Urrego, ex combatiente de las FARC que reside en el Área de Reincorporación Grupal Simón Trinidad, donde en un principio vivían 500 excombatientes que estaban presos en  las cárceles del país y que eran custodiados por el Ejército Nacional. Ahora solo residen 40 excombatientes, 8 de ellas mujeres, que solicitaron ayudas para llevar a cabo un proyecto productivo de ganadería porcina. La Organización Internacional de Migraciones financia un proyecto de ganadería liderado por esas ocho mujeres.

Helena Romero, también excombatiente y hoy responsable de la panadería “Amasando sueños” cuenta: “Quiero un futuro diferente para mis hijos”. 

Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), el enfoque de género se ha tenido en cuenta para el rediseño de estos espacios de capacitación y se han organizado cursos para la prevención de la violencia de género entre excombatientes. Es el punto positivo del análisis hace poco más de año y medio por este organismo internacional. La OIM considera sin embargo que perviven obstáculos para la reintegración a la vida pública de las mujeres excombatientes, como la dificultad de acceso a los servicios educativos de los más pequeños, el riesgo de violencia sexual en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, la falta de ayudas para la puesta en marcha de proyectos productivos.

Sisma Mujer, organización socia de Christian Aid e InspirAction en Colombia apunta otros avances, como la participación igualitaria de hombres y mujeres en el nuevo partido FARC y algunas de las acciones formativas que se han llevado a cabo para las mujeres excombatientes. Y además se ha diseñado un Sistema de Prevención y Alerta y un Programa de Garantía para Mujeres Lideresas y Defensoras de los Derechos Humanos. La falta de un presupuesto que asegure la implementación y durabilidad de todas estas medidas preocupa especialmente a nuestra organización socia.

 

 

En Colombia, estamos al lado de las defensoras

En Colombia llevamos a cabo un proyecto junto a la Red Nacional de Mujeres Defensoras de derechos humanos para su fortalecimiento, autoprotección y desarrollo. La Red Nacional de Mujeres Defensoras de derechos humanos es una alianza de diversas organizaciones sociales de mujeres independientes que trabajan por la realización integral de los derechos humanos en el país con un enfoque feminista.

Desde la llegada de la paz, los asesinatos a defensores de los derechos humanos y el medioambiente no han dejado de crecer en Colombia. Fortalecer a las activistas, fomentar su trabajo en red, proveerlas de sistemas de alerta temprana y defensa y apoyar la difusión de su trabajo en el plano internacional son algunos de los ejes de este trabajo.