Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Las inundaciones ya no son noticia

60 personas han muerto y más de 129.000 han sido evacuadas por las lluvias del monzón en Filipinas. Decenas de miles de personas no tendrán acceso a agua potable en India si las inundaciones continúan. Más de 121 personas han muerto, 800 han resultado heridas y más de 54.000 familias han sido desplazadas en Bangladesh a causa de las lluvias torrenciales. Las inundaciones ya no son noticia. Y no lo son no porque no tengan graves consecuencias ni porque no nos importen si no porque están a la orden del día. Durante años hemos alertado de los cambios que estaba sufriendo el planeta y de los daños que nuestro modelo de vida y consumo le estaban causando. Lo llamamos Cambio Climático y nos acusaron de sensacionalistas, de oportunistas e incluso de mentirosos. Sin embargo hoy, hasta los más conocidos científicos, escépticos del Cambio Climático, se ven obligados a retractarse y a aceptar que las acciones del ser humano sobre el planeta están teniendo muy graves consecuencias. ¿Por qué tardamos tanto en “verlas”? La mayoría de las peores consecuencias del Cambio Climático, se dan en los países más empobrecidos. Y aunque este calor de verano nos está haciendo abrir los ojos, es en el sur del planeta donde las inundaciones, las sequías y las lluvias torrenciales ponen en peligro la vida de miles de personas. En estas zonas además la magnitud de las catástrofes, la situación de pobreza de la población les hace aún más vulnerables y tiene peores consecuencias no solo a corto y medio plazo, si no que evita que las comunidades puedan romper el círculo de pobreza. En InspirAction trabajamos para que las inundaciones no dejen de ser noticia, para que los gobiernos tomen conciencia de la importancia del Cambio Climático y desarrollen políticas que nos impidan seguir  agravándolo y para que las poblaciones que más sufran puedan adaptarse mejor a los cambios. Entre nuestros proyectos de adaptación al cambio climático, desarrollamos proyectos que permiten que las comunidades sean más resistentes en los momentos de la catástrofe pero también trabajamos para que después de las catástrofes puedan recuperar la normalidad en su vida. Nuestro trabajo de reducción de riesgo ante desastres permite que las comunidades puedan prepararse poco a poco a posibles nuevas amenazas. Conoce otros de nuestros proyectos Proyecto en Malawi: reforestación y prevención de inundaciones Guatemala: comunidades resistentes a las tormentas Descubre la campaña de presión en Río+20

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados

 

Nuestros artículos sobre: