Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La OCDE pone en peligro la promesa de ayudar a los países en desarrollo a recaudar impuestos

viernes, 14 de febrero de 2014  Notas de prensa Justicia Fiscal     Evasión fiscal, Fraude fiscal, Transparencia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha propuesto al G-20 un nuevo estándar de intercambio automático de información fiscal que constituye un avance en la lucha contra el fraude. Sin embargo la ONGD InspirAction lamenta que en este nuevo estándar no se tenga en cuenta a los países en desarrollo, lo que pone en riesgo la promesa que han contraído los países enriquecidos de ayudarles a beneficiarse de las medidas internacionales contra la evasión de impuestos.

El sistema de intercambio automático de información posibilitará a los gobiernos el intercambio de datos, sin ser necesaria una petición expresa, sobre las cuentas financieras de aquellas personas que poseen fondos en el extranjero y podrían no pagar los impuestos que les corresponden en sus países. Se trata de una medida eficaz para garantizar la transparencia, que facilitará a las autoridades la identificación y persecución de este tipo de delitos. Sin embargo, las propuestas de la OCDE no hacen referenciaa los países en desarrollo, que, al no verse beneficiados de este nuevo sistema de intercambio de información fiscal,  seguirán sufriendo  las consecuencias de la privación de recursos que supone la evasión .

Isabel Ortigosa, responsable de Incidencia de InspirAction, indica que “se calcula que los países en desarrollo han perdido cerca de 9 billones de dólares que permanecen ocultos por evasores de impuestos en el extranjero. Las autoridades tributarias de los países en desarrollo no serán capaces de seguir el rastro a este dinero si no se les incluye en este nuevo estándar. Estos Gobiernos necesitan el acceso a esta información tanto como los de la OCDE, pero sin embargo, la comunidad internacional les obliga a esperar”

Durante la reunión del pasado verano en Reino Unido, los líderes del G8 se comprometieron a adoptar medidas para ayudar a los países empobrecidos en la lucha contra la evasión fiscal. Su declaración final reconoce que los países ricos “tienen el deber de ayudar” a los países en desarrollo a recaudar los impuestos que se les deben.

El intercambio automático de información propuesto por la OCDE dificultará que empresas e individuos oculten el dinero en paraísos fiscales, algo que han solicitado reiteradamente  InspirAction y otras organizaciones durante muchos años. En este sentido la propuesta de la OCDE supone un gran paso en la lucha contra el fraude fiscal. Pero “el hecho de que el intercambio sólo funcione para una parte de los países evidencia que es un sistema pensado para que funciones para los ricos, algo muy peligroso”, indican desde InspirAction.“Queremos que las autoridades de la OCDE y el G20 se comprometan a abrir un proceso que permita a los países en desarrollo formar parte del nuevo sistema de intercambio de información y  beneficiarse de él”

InspirAction considera fundamental que los paraísos fiscales compartan información también con los países en desarrollo, no sólo con los enriquecidos. Para ello lo más eficaz es la creación de un acuerdo multilateral. Además, es indispensable reconocer y tener en cuenta la situación de muchos países en desarrollo, que carecen de la capacidad necesaria para llevar a cabo el intercambio de información, por lo que se les debe dar un periodo de gracia para  consolidarla y cumplir con los requisitos de este nuevo sistema.

 

Para más información:

Isabel Ortigosa: prensa@inspiraction.org

Tlf: 672089800 / 91 1273610


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio
Nuestros artículos sobre: