Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

La hambruna en África Oriental, una de las caras de la crisis humanitaria.

martes, 4 de julio de 2017  Noticias InspirAction Africa Emergencias Derechos Humanos     Hambre
La inanición está afectando a más de 20 millones de vidas en países como Sudán del Sur, Etiopía, Kenia o Somalia. Una cifra que aumentará exponencialmente si no se actúa de inmediato.
“Todos los días, niños, niñas, hombres y mujeres mueren de hambre, por la falta de comida y de agua para hidratarse. En Kenia y Etiopía, el ganado muere por miles, dejando a las familias que viven del pastoreo sin animales, comida ni bienes, sin otra opción más que tener la esperanza de que llegue la ayuda.”
La escasez de recursos y de acciones inmediatas por parte de la comunidad internacional para paliar la grave situación de hambruna/malnutrición en la región está provocando que esta crisis se torne permanente.

Según datos de la FAO, se estima que hay 7,8 millones de personas en Etiopía que viven en situación de inseguridad alimentaria, ya que la sequía ha afectado a sus cultivos y pastos, lo que ha disminuido catastróficamente la producción para el consumo. Asimismo, se ha aproximado que necesitan más de 432.000 toneladas de alimentos para aguantar hasta finales de 2017 y más de 742 millones de dólares para apoyar a las personas afectadas, ya que sus reservas están bajo mínimos.

En Sri Lanka, tras una grave sequía, las lluvias torrenciales e inundaciones de finales de mayo, han destrozado la producción de arroz en casi un tercio en relación a la media.

En Somalia hay 3,2 millones de personas (lo que es una tercera parte de la población total) que están al borde de la hambruna. Además, dado el aumento de los precios de los cereales en países como Kenia, Tanzania o Uganda en torno al 65% es un factor que agrava la crisis que están viviendo.

Marice Onyango, director de Programas Humanitarios de InspirAction, dijo: “Las recientes lluvias en Etiopía y Kenia han destruido las esperanzas de que las fuentes de agua se llenen, que se regeneren los pastos o que las cosechas sean viables. Todo ello está dejando a las comunidades más dependientes que nunca de la ayuda externa, estirando al máximo a las agencias humanitarias y las autoridades locales hasta el exceso.”

Y es que las escasas lluvias a principio de año, los conflictos locales y las plagas, han provocado que alrededor de 26,5 millones de personas en la región precisen de ayuda humanitaria de manera inmediata.

Evitar la catástrofe mundial

2017-07-04EastAfricaCrisis2-t300Las personas necesitan protección, especialmente las mujeres, niños y niñas, que se ven sin otra salida más que abandonar sus hogares, que están ubicados en las zonas rurales, hacia las ciudades, siendo las víctimas más vulnerables ante la violencia sexual.

Si no hacemos nada, en las próximas décadas, más de 135 millones de personas estarán en riesgo de quedar desplazadas de manera permanente a causa de la desertificación y la degradación del suelo.

“La escala e intensidad de una crisis como esta no la he visto en mis 17 años como trabajador humanitario. Las continuas sequías y, en algunos casos, los conflictos, han despojado a las personas de su capacidad de hacer frente a la situación que se les echa encima”, afirmó Marice Onyango.

Desde InspirAction consideramos que la prevención ante desastres naturales es esencial para que las personas se sientan seguras y dejen de depender de si la ayuda llegará o no. Por ello, trabajamos de manera coordinada con las diferentes entidades en el terreno y la propia comunidad para que las crisis afecten lo menos posible a la vida de estas personas.

 

·         Conoce lo que está pasando en Sudán, en el Sahel y en el Cuerno de África

·         Ayúdanos en la emergencia en África Oriental

·         Descubre nuestro trabajo

·         Dona