Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Iniciativas internacionales de transparencia fiscal

Por Carlos Melgar Peña / Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) miércoles, 4 de mayo de 2016  Blog Justicia Fiscal
Carlos Melgar, de nuestra contraparte ICEFI reflexiona sobre la transparencia fiscal, una herramienta imprescindible para la democracia y la lucha contra la evasión de impuestos.
La transparencia fiscal, como un componente indiscutible de la política fiscal, implica publicar y facilitar información sobre la situación pasada, presente y futura de las finanzas públicas.

Su realización obliga a que los documentos fiscales (como proyecciones, estimaciones, estadísticas, presupuestos, cuentas y estados financieros) sean claros, confiables, frecuentes, puntuales, pertinentes y comprensibles para las personas. El propósito es que la ciudadanía tenga un panorama exacto sobre las perspectivas fiscales de su país, incluyendo los costos y beneficios de modificar la política fiscal, así como el análisis de riesgos para sus perspectivas fiscales.

Como el presupuesto público define los objetivos, compromisos y prioridades de los gobernantes (sea en un ámbito nacional, regional o municipal), la transparencia fiscal también implica mayor apertura al público para intervenir durante su formulación y ejecución, así como la publicación proactiva de todos los documentos claves del ciclo presupuestario. Otra vertiente de la transparencia fiscal se refiere al fortalecimiento de las administraciones tributarias para combatir la evasión y la elusión fiscal, como factores que erosionan la capacidad de los Estados para captar recursos que permitan sufragar servicios públicos que alivien las necesidades de las personas.           

La promoción de la transparencia fiscal, que cobró mayor intensidad a partir de 1998, se ha consolidado en años recientes a través de dos esfuerzos centrales: (a) la construcción de una arquitectura global de normas de transparencia fiscal y, (b) el impulso de mecanismos para asegurar la vigilancia en el cumplimiento de esas normas, que incluyen mediciones (generales y especializadas), evaluaciones y esfuerzos multilaterales.  

Dentro de las normas globales de transparencia fiscal caben citar el Código de transparencia fiscal (actualizado en 2014) y el Manual de transparencia fiscal (2007) del Fondo Monetario Internacional (FMI), como los documentos pioneros en esta área; las Normas Internacionales de Contabilidad para el Sector Público (NICSP) de la Federación Internacional de Contadores; las Mejores prácticas para la transparencia presupuestaria (2002) y los Principios de gobernanza presupuestaria (2015) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). También destacan instrumentos jurídicos como la Convención Interamericana contra la Corrupción (1996) de la Organización de Estados Americanos y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (2003).  

A los anteriores hay que añadir las recomendaciones que emanan de iniciativas especializadas que han cobrado relevancia en varios países, como la Iniciativa de Transparencia en la Industria Extractiva (EITI, por sus siglas en inglés), y la Iniciativa de Transparencia en el Sector de la Construcción (CoST, por sus siglas en inglés). En materia tributaria, destacan las normas que impulsa el Foro  Global  sobre  la  Transparencia  y  el  Intercambio  de  Información  con Fines Fiscales de la OCDE.

Con relación a los mecanismos para vigilar el cumplimiento de las normas de transparencia fiscal, en el ámbito de las evaluaciones destacan el Programa de gasto público y rendición de cuentas financieras (PEFA, por sus siglas en inglés) y la Evaluación de Transparencia Fiscal (FTE, por sus siglas en inglés) del FMI; dentro de las mediciones, sobresalen el Índice de Percepción de Corrupción de Transparencia Internacional (TI) y la Encuesta de Presupuesto Abierto de la International Budget Partnership (IBP). También son relevantes los esfuerzos que canalizan varios países a través de la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA), y en particular de su Grupo de Trabajo para la Apertura Fiscal, que actualmente es coordinado por la Iniciativa Global para la Transparencia Fiscal (GIFT, por sus siglas en inglés). 

En términos generales, los esfuerzos descritos resultan complementarios para atender las dimensiones de la transparencia fiscal. Por ejemplo, algunas entidades enfatizan su interés en las acciones de gestión de la política fiscal (elaboración de informes fiscales, fiabilidad de estadísticas fiscales, enumeración de objetivos presupuestarios, proyecciones exhaustivas, credibilidad de pronósticos y presupuestos, entre otros). Por su parte, algunas mediciones y esfuerzos multilaterales acentúan la promoción de los principios y mecanismos que aseguren la rendición de cuentas, el acceso a información pública y la participación pública en la política fiscal.  

Desde esta lectura, el Icefi considera que la promoción de agendas de transparencia fiscal constituye una oportunidad valiosa para recuperar la confianza ciudadana en las finanzas públicas y permitir un debate más informado entre autoridades y sociedad civil sobre la política fiscal necesaria para enfrentar los desafíos de cada país. Su realización efectiva y verificable puede ayudar a legitimar el pago de impuestos y el gasto público, así como fortalecer la credibilidad de las instituciones públicas. También se favorecería la gobernabilidad democrática que permita combatir la pobreza y la desigualdad.


Noticias relacionadas
Proyectos relacionados

 

Nuestros artículos sobre: