Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Esclavitud ¿Cosa del pasado?

viernes, 23 de agosto de 2013  Blog     Derecho a Trabajo, Empleo sostenible
La Convención sobre la Esclavitud fue el primer tratado internacional que en 1927 declaró como ilegal  la esclavitud y promovió los mecanismos internacionales necesarios para perseguir a quienes lo practicaran. Desde entonces, grandes fechas y hechos acontecen a la palabra esclavitud. Si buscamos el término “esclavitud” en cualquier diccionario, encontraremos definiciones como situación por la cual una persona es propiedad de otra o relación que se establece entre dos individuos y que implica el absoluto dominio de uno hacia otro, dominio que se establece a la fuerza, donde el esclavo pierde su libertad y condición humana. Pero, ¿es la esclavitud es cosa del pasado? A pesar de los tratados y acuerdos firmados en el pasado y de estar oficialmente prohibida en casi todos los países, nos atrevemos a afirmar que la esclavitud sigue existiendo a gran escala. Seguramente muestra diferentes formatos, y es menos reconocible para la amplia mayoría personas, pero sin duda es igual de opresiva e indigna para los que la padecen. A día de hoy, seguimos encontrando, sobre todo en muchos países en vías de desarrollo, un elevado porcentaje de la población que trabaja en condiciones insalubres -más de catorce horas al día-, donde las mujeres sufren abusos sexuales durante sus jornadas laborales y/o donde los trabajadores perciben salarios muy por debajo del mínimo establecido. Personas que viven inmersas en un sistema que les impide desarrollar un trabajo propio, libre y digno. Deberíamos replantearnos ¿Cómo? y ¿Cuánto? hemos evolucionado desde los orígenes de la trata de esclavos cuando la esclavitud estaba supeditada al poder económico y al control extranjero. La verdad es que muy poco. A día de hoy las consecuencias derivadas de las relaciones comerciales entre países ricos y pobres no distan tanto desde entonces. Es lo que algunos expertos internacionales llaman la esclavitud moderna.

Desarrollo agrícola en Ghana

Pero que está situación haya existido, y aún exista, no quiere decir que sea irreversible. El sector privado debe jugar un papel clave en todo este escenario. Si nos aseguramos de que la gente obtiene el valor justo por su trabajo o por lo que producen, acabaremos con una forma de esclavitud. Es por ejemplo, el caso de los pequeños agricultores de Ghana, que pierden importantes ingresos al no poder acceder a los mercados. La contraparte de InspirAction The Youth Harvest, colabora con la empresa local Esoko para que los pequeños agricultores puedan acceder a información sobre los precios reales de sus productos agrícolas a través de una plataforma de comercio móvil que conecta a compradores y vendedores. Esto está permitiendo que pequeños agricultores tengan capacidad de negociación y acceso al mercado en igualdad de condiciones. Esta igualdad de condiciones les libera de su esclavitud. La falta de acceso al mercado es parte de la base de la esclavitud moderna. Para favorecer la integración de los más vulnerables en los mercados, debemos asegurarnos de que los sistemas y las estructuras sean los adecuados, estén donde deben estar y apoyen y protejan los cambios. Políticas apropiadas pueden ayudar a prosperar a productores, trabajadores y consumidores pobres a frente a las inseguridades y explotaciones laborales.  En Brasil a través del Movimiento de los Sin Tierra, se ha conseguido defender con éxito políticas gubernamentales para que pequeños agricultores brasileños jueguen un papel central en el desarrollo de la agricultura del país. Gracias a su labor, el gobierno ha establecido que el 30% de todas las compras estatales para escuelas, orfanatos, prisiones y hospitales deben venir de pequeños agricultores del país. Sin duda hoy podemos celebrar que la esclavitud fuera abolida pero no podemos olvidar que aún nos queda una larga batalla para asegurarnos de que nadie en el mundo vive bajo el dominio de otra persona o situación de desigualdad que provoca su pérdida de libertad y condición humana. Feliz Día Internacional en Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición.

Nuestros artículos sobre: