Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

¿Es vinculante e histórico el nuevo acuerdo contra Cambio climático?

lunes, 14 de diciembre de 2015  Blog Cambio Climático     Cop21, Cumbre del Clima
El sábado 12 de diciembre los telediarios de casi toda las cadenas de televisión se adornaban de abrazos y sonrisas para la celebrar la firma del considerado como “histórico” acuerdo contra el Cambio climático que se acaba de firmar en la XXI Cumbre de Naciones Unidas contra el Cambio climático (Cop21). El mensaje parecía ser claro y homogéneo: “teníamos el acuerdo que impediría que el mundo se abocara a una crisis climática sin precedentes. Se había firmado y además era VINCULANTE”. Las bocas se llenaban al pronunciar esa palabra y timbraban las letras sobre las pantallas. Pero al ojear los recién publicados artículos en presa, y algunos de los muchos comentarios de Twitter –por supuesto no los suficientes como para que Cop21 fuera un TT, porque el Cambio climático no nos importa tanto- este mensaje empezaba a hacerse difuso. ¿Nos mentían? ¿Quiénes? Como siempre, ni mentiras ni verdades, si no todo a medias. El acuerdo era histórico: sí, en muchos aspectos sí. Es la primera vez en la historia que 195 países reconocen en un acuerdo global que el Cambio climático es real, es un problema y no solo somos los responsables de su creación sino que también debemos ser los responsables de enfrentarlo. Este es un gran paso por el que, quizá sin sonrojarnos, podemos tildar de “histórico” el acuerdo. Pero no nos engañemos, este acuerdo No es el que queríamos. Nuestro histórico acuerdo abre las puertas al reconocimiento global y al compromiso, contiene los avances necesarios para posibilitar la adaptación de los países más vulnerables incluso con parte de la financiación necesaria. Pero este acuerdo no cierra una ruta segura que impida que el calentamiento global no supere los 1,5º, ni los 2º, ni los 4º ni nada. ¿Vinculante? Sí, los países firmantes tienen la obligación de informar sobre cómo avanzan en sus compromisos para reducir emisiones de efecto invernadero y de publicar cuánto están emitiendo. Pero NO tienen obligación de avanzar en sus compromisos, es decir, si no avanzan, si no corrigen, si siguen emitiendo incluso más que ahora no hay sanción alguna. El compromiso de no emitir más es un compromiso moral no vinculante. La viñeta de Ferrán Martín ¿Quiere decir que este acuerdo es una “basura”? No, al igual que no hay que ser catastrofista cuando hablamos sobre Cambio climático, tampoco lo seremos ahora hablando de las negociaciones para mitigarlo. Este acuerdo ha conseguido establecer un mecanismo para aumentar dinámicamente los compromisos voluntarios de cada uno de los países con el tiempo, ha creado normas comunes de transparencia sobre las emisiones de cada uno pero sobre esto, este acuerdo ha sido un buen avance hacia la adaptación de los países más vulnerables para lo que “muchos” países (digamos un 10%) han comprometido  la financiación que llevábamos tanto tiempo demandando. Está bien que tiremos cohetes con la firma del acuerdo pero no los tiremos todos. Esta es una gran puerta abierta en la lucha contra el Cambio climático pero ahora hay que entrar por ella y luchar, y exigir que luchen, sobre todo a nivel nacional. Ahora nos toca que España y la UE tengan la ética y la moral de caminar hacia un futuro cercano donde nuestras emisiones de gases de efecto invernadero sean CERO, tal y como este acuerdo debía haber exigido.

Nuestros artículos sobre: