Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El plan del G20 para los países en desarrollo devalúa la importancia de la lucha contra la evasión fiscal

lunes, 24 de octubre de 2011  Notas de prensa Justicia Fiscal     Evasión fiscal
El último plan de los ministros del G-20 para ayudar a los países pobres pierde la oportunidad de impulsar un cambio masivo, ya que deja de lado la lucha contra los evasores de impuestos, indica la ONGD InspirAction.

"El comunicado difundido tras la reunión de ministros del G-20 en Washington ayer por la noche aborda los retos importantes, pero no da prioridad a una de las armas más poderosas del mundo contra la pobreza," afirman desde InspirAction. "Esa arma es la transparencia fiscal, que haría muy difícil que multinacionales y grandes fortunas sin escrúpulos eludieran impuestos en los países en desarrollo.

"Los países pobres pierden actualmente más dinero en impuestos que nunca llegan a cobrar que lo que reciben en ayuda internacional al desarrollo. Se estima que evasión de impuestos les cuesta alrededor de 160.000 millones de dólares al año”, indica Isabel Ortigosa, Responsable de Incidencia de InspirAction.

"La lucha contra esta sangría que impide el desarrollo de los países más pobres debería ser una prioridad para el G20, pero el comunicado que hicieron público ayer apenas hace referencia a esta situación. Las personas que viven en la pobreza necesitan que las naciones del G-20 luchen con decisión contra los evasores de impuestos, que prosperan gracias al secretismo financiero."

"Celebramos que el G20 reconozca que los países en desarrollo tienen que recaudar más impuestos para financiar la infraestructura y proteger a los más vulnerables. Pero los países en desarrollo también necesitan un apoyo de alto nivel político para conseguirlo, y por ello es urgente hacer realidad la transparencia fiscal. ", indican en InspirAction.

La ONGD reconoce que el comunicado sí da algunos pasos interesantes, en especial al indicar la necesidad de que el mercado financiero basado en materias primas sea regulado para impedir que los precios de los alimentos sean inalcanzables para los más pobres. "También estamos satisfechos al escuchar que los países del G20 han encargado un informe a Bill Gates sobre nuevas formas para ayudar a las personas que viven en la pobreza, añaden. “Entendemos que este informe reconocerá la importancia de ayudar a los países pobres a recaudar los miles de millones en impuestos que les pertenecen legítimamente.

"Sin embargo, InspirAction, junto a otras muchas organizaciones que trabajan por la justicia fiscal, siguen demandando que el G20 tome cartas en el asunto y empiece a actuar en la lucha contra la evasión fiscal. "Vamos a trabajar duro para conseguir que la transparencia fiscal este en agenda de los líderes del G-20 que se reunirán en Cannes este mes de noviembre.”


Últimas emergencias
Cooperación para el cambio
Nuestros artículos sobre: