Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Parlamento Europeo dice sí a la transparencia fiscal

El Parlamento Europeo ha votado a favor de que las empresas multinacionales hagan pública la información financiera de cada uno de los países en los que operan, en un ejercicio de transparencia fiscal y en respuesta a las protestas públicas contra la evasión de impuestos.

A pesar de que se han admitido disposiciones en la directiva, la Unión Europea ha dicho sí a la presentación de informes de las directivas sobre los derechos de los accionistas, con 404 votos a favor y 127 en contra.

“La votación de hoy en el Parlamento muestra que los diputados de toda Europa se toman en serio el papel de la transparencia en la salud de nuestras economías”, declaró Koen Roovers, principal abogado de la UE para la Coalición de Transparencia Financiera. “Sin embargo, este es el primer paso en el proceso, ahora la Comisión Europea y los Estados miembros tienen que mostrar individualmente que también ponen en valor la transparencia”, añadió.

La medida consiste en que las grandes empresas y sociedades deben revelar información de los beneficios obtenidos de sus actividades en cada país, los impuestos pagados y los subsidios públicos recibidos, a través de un informe enviado a la Unión Europea periódicamente.

“Esta votación es un paso importante para dirigir a las empresas y a los inversores hacia una toma de decisiones a largo plazo que aseguren una mayor transparencia en la dirección de las empresas y la participación de los inversores institucionales y gestores de activos europeos”, manifestó Sergio Cofferaty, eurodiputado del Grupo Socialistas y Demócratas, después de la votación.

El foco público en este proceso se puso hace unos meses con el escándalo LuxLeaks que sacó a la luz que cientos de empresas multinacionales habían firmado ofertas fiscales secretas con el Gobierno de Luxemburgo.  

Hasta ahora las multinacionales informaban sobre sus operaciones en un informe global, y no país por país. Tras la votación del Parlamento Europeo se admite que estas ofertas fiscales que obtienen en cada país han de ser públicas y que las multinacionales deben revelar cosas como la cantidad de beneficios obtenidos, los impuestos pagados, los ingresos generados y el número de empleados de cada país en el que opera una filial.

“El texto aprobado contiene instrumentos importantes para luchar contra la evasión fiscal, concretamente, la obligación de las multinacionales de declarar abiertamente los impuestos que pagan en cada país en los que operan. Es una gran oportunidad para trabajar por la transparencia después del escándalo de Luxleaks”, ha añadido Sergio Cofferaty.

“Tanto la OCDE como la Comisión Europea han afirmado que los gobiernos pueden ser transparentes, sin compartir ninguna información con el público, siempre y cuando las administraciones tributarias de estos países intercambien la información”, ha manifestado Markus Meinzer, Analista de la Red de Justicia Fiscal. “La Transparencia real no es sólo la solución más eficaz para promover la responsabilidad corporativa en Europa sino además la decisión más sensata para ayudar a los países en desarrollo que pierden miles de millones por la evasión fiscal, y de otro modo no podrían acceder a esta información”, ha concluido.

El sí a la transparencia del Parlamento Europeo solo es el primer paso, ahora la Comisión Europea debe iniciar una evaluación sobre si aumentar o no el acceso público a la información fiscal, y negociar con el Consejo Europeo sobre la directiva.

“La Comisión debería tomar nota del fuerte mensaje que viene de los representantes electos de los ciudadanos de Europa: El público debe saber dónde y cómo las multinacionales hacen negocio, qué impuestos pagan y si han recibido acuerdos preferenciales de los gobiernos para ayudarles a esquivar los impuestos”, dijo Tove Maria Ryding, Directora de incidencia política sobre Justicia Fiscal de Eurodad.

Desde una perspectiva de Mercado, los inversores también están interesados en esta información.

“Saber si una empresa está operando en zonas inestables, con paraísos fiscales, o está participando en un tipo de planificación fiscal agresiva, es vital para la realización de inversiones comerciales sólidas”, concluyó Koen Roovers, principal abogado de la UE para la Coalición de Transparencia Financiera.


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: