Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El mundo puede y debe hacer más por Sudán del Sur

La catástrofe humanitaria aumenta mientras el mundo observa. Sudán del Sur ha agotado su “mecanismo de resistencia”
La comunidad internacional ha de hacer más esfuerzos por resolver la crisis humanitaria en la que está sumida Sudán del Sur. El 20 de febrero se declaró oficialmente la hambruna en algunas partes del país. Siendo la primera desde 2011, es sólo un síntoma de la fragilidad del país. En estados como el de Unidad unas 100.000 personas se enfrentan a la inanición diariamente, mientras otro millón de personas se identifican al borde de la hambruna.

Sin acciones inmediatas, la crisis continuará cobrándose vidas.

La responsable de InspirAction en Sudán del Sur, Rosie Crowther, desde Juba declaró: “Durante muchos, muchos meses InspirAction y nuestros socios locales hemos estado alarmando sobre la continua escalada de la catástrofe humanitaria, aquí, en Sudán del Sur. Nuestros peores miedos se han convertido en una realidad destructora.”

"Tras más de tres años de conflicto e inseguridad, hemos visto a las comunidades llegar a un punto crítico de ruptura. La economía se ha derrumbado, la malnutrición se ha disparado y el hambre se ha asentado. Más de 3,4 millones de mujeres, hombres y niños han sido y están siendo desplazados de sus hogares.”

"He sido testigo de primera mano de la increíble resistencia de la población de Sudán del Sur ante tantas crisis. Sin embargo, muchas personas han agotado sus mecanismos de defensa. Decenas de miles podrían morir de hambre, y millones no saben de dónde y cuándo podrán volver a comer.”

"Esta crisis se ha podido impedir. La declaración de hambruna en Unidad es una dura llamada de atención a la comunidad internacional, la cual debe de hacer más para participar en la solución de la compleja posición en la que se encuentran las personas en Sudán del Sur. La situación continuará deteriorándose, cada vez de manera más rápida y feroz si no actuamos de inmediato. Podemos y debemos hacer más.

La violencia y la inestabilidad continúan interponiéndose a la satisfacción las necesidades humanas más básicas.”

Nuestras contrapartes han estado proporcionando ayuda a las familias desplazadas o afectadas por la violencia en el Estado Unidad. Desde InspirAction estamos dispuestos a intensificar nuestra respuesta de emergencia, y para ello hemos lanzado una petición de emergencia.

Rosie Crowther manifestó: "Estamos prestando asistencia humanitaria en algunas de las partes más afectadas y remotas de Sudán del Sur, nos hemos quedado en las comunidades incluso después de que otras agencias humanitarias se hayan marchado. Seguiremos apoyando a la población para ayudar a aquellos que se encuentran en el borde de la catástrofe.”

"Sin embargo, cualquier esfuerzo de ayuda a corto plazo debe ir acompañado de esfuerzos a largo plazo para lograr una paz duradera y sostenible"

Un total de 1,9 millones de personas están internamente desplazadas en Sudán del Sur, mientras que unos 1,5 millones son refugiados en países vecinos, según cifras de la ONU. El Programa Mundial de Alimentos distribuye ayuda alimentaria, mientras que las organizaciones humanitarias han pedido 1,6 mil millones de dólares para ayudar a 5,8 millones de en 2017.

Apoya nuestro trabajo en Sudán del Sur.

Dona