Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

El Banco Mundial responde a nuestra campaña… aunque insuficientemente

El periódico británico The Guardian ha filtrado la revisión de la estrategia energética sobre la que está trabajando estos días el Banco Mundial.

Según la filtración, esta nueva estrategia pretende restringir la financiación de plantas de carbón en los países de renta media.

Esto no quiere decir que el Banco mundial vaya a dejar de financiar energías contaminantes en los países pobres de un día para otro. Sin embargo, este paso puede significar que el organismo está cediendo ante la presión de miles de activistas en todo el mundo para que dé un giro de 180 grados en su política de financiación a las naciones más desfavorecidas.

Esto demuestra que nuestra campaña para que el Banco Mundial deje de invertir en energías fósiles en países en desarrollo está teniendo éxito. Poco a poco, la suma de nuestras voces se está empezando a escuchar. ¡Gracias a todos los que firmasteis nuestra petición, uniéndoos a la campaña por un futuro sostenible y justo para todos!

Según el informe filtrado por el diario, el Banco Mundial tiene pensado poner fin a las nuevas inversiones de carbón en países de renta media. Esto significa que plantas energéticas basadas en el carbón como la de Eskom en Sudáfrica se paralizarán y no seguirán adelante. Se trata de un pequeño gran logro para todos aquellos que a través del activismo luchamos por un futuro sostenible para todos.

No podemos bajar la guardia

Sin embargo, no nos dejemos cegar por la noticia. A pesar de que el borrador filtrado es un buen punto de partida, no podemos conformarnos con estas medidas ya que serían insuficientes e injustas para millones de personas. Tal y como afirma Alison Doig, consultora senior de InspirAction para el Cambio climático: “Al tiempo que el Banco propone prohibir los préstamos de combustibles fósiles a los países de renta media, este organismo continúa con sus inversiones fósiles en países en desarrollo, condenándoles a un futuro de dependencia y contaminación”.

El Banco Mundial tiene que definir una estrategia coherente, creíble y justa para todos que promueva un desarrollo verde y sostenible para los países en desarrollo. Hemos dado un gran paso.Sigamos presionando al Banco Mundial para que invierta en energías limpias y seguras para que los más vulnerables puedan dejar de depender de los combustibles fósiles.


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: