Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Desde Haití, gracias

miércoles, 12 de enero de 2011  Blog     Ayuda Humanitaria, Salud, Catástrofes naturales

Ante todo, gracias. Gracias por apoyarnos, por ayudarnos a ayudar. Sin vuestra contribución, nuestros logros en Haití no habrían sido posibles. Desde que hace un año la tierra temblará en este pequeño país caribeño, las dimensiones de la tragedia que se descubría ante nuestros ojos no han dejado de crecer. No sólo el terremoto, sino también un brote de cólera y un huracán han azotado este año a los haitianos. Y con ellos, con los haitianos, hemos estado todo este año. Trabajando, con tu ayuda, en las múltiples dimensiones de la necesidad de las familias desplazadas. Dando comidas calientes, distribuyendo material sanitario, repartiendo equipos para construir refugios, ofreciendo apoyo para levantar de nuevo pequeños negocios que revitalicen la economía haitiana. Y sobre todo, asegurando y promoviendo la participación de los haitianos en el proceso de reconstrucción de su país. Porque creemos firmemente que ellos, los haitianos, son los protagonistas de esta historia. Porque sabemos que tienen la voluntad y la energía necesarias para enfrentarse a la tragedia y decidir cómo hacerle frente. Hemos llegado a más de 60.000 personas. Pero somos conscientes del enorme trabajo que tenemos por delante. En los próximos seis meses, entre otras acciones, daremos talleres de formación profesional, construiremos viviendas seguras y dignas, apoyaremos los comités locales de protección civil, impulsaremos la educación ambiental. A más largo plazo, nos seguiremos centrando en programas de  construcción de viviendas, de fomento de medios de vida seguros, de democratización y buen gobierno. Vamos a garantizar que nuestro trabajo de emergencia esté totalmente integrado en nuestro programa de desarrollo a largo plazo, para dejar a las organizaciones locales en una posición más fuerte que antes del terremoto. Sin tu apoyo, no sería posible. Gracias.

Nuestros artículos sobre: