Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Contra los paraísos fiscales en el Banco Europeo de Inversiones

Un nuevo informe publicado por Counter Balance y Re:Common, organizaciones que participan junto con InspirAction en la campaña “Stop Evasión Fiscal”, hace un llamamiento a la banca pública de la UE para que dé los pasos políticos necesarios para evitar que cualquier dinero público vaya a paraísos fiscales.

© ICIJ

En 2009, El Banco Europeo de Inversiones (BEI) fue la primer Institución Financiera de Desarrollo (IED) en adoptar políticas en contra de paraísos fiscales. Sin embargo, 6 años más tarde, el dinero del BEI sigue estando en paraísos fiscales. Un nuevo informe publicado por Counter Balance y Re:Common, organizaciones que participan junto con InspirAction en la campaña “Stop Evasión Fiscal”, hace un llamamiento a la banca pública de la UE para que dé los pasos políticos necesarios para evitar que cualquier dinero público vaya a paraísos fiscales. Con el nombre “Hacia una Política Fiscal del BEI Responsable”, el documento hace un repaso, país por país, identificando la titularidad de los beneficiarios e incluye una lista de las jurisdicciones que no se cumplen (NCJ) y que son el ingrediente principal de una verdadera política fiscal responsable.

El informe destaca varios casos que muestran como los fondos del BEI se han concedido a beneficiarios que supuestamente utilizan paraísos fiscales para aumentar sus ganancias o para malversar fondos de la corrupción, y además, enumera varias inversiones del BEI en países en desarrollo que se ejecutan a través de paraísos fiscales.

Esto sucede porque la actual política del BEI sobre NCJ es fácil de esquivar y hasta ahora no existía una lista viable de jurisdicción no conforme. Desde 2014, se trabaja con una lista bastante conservadora del Foro Global que está mermada por varias excepciones sobre la actual política de NCJ del banco Europeo de Inversiones. Un claro ejemplo es que a pesar de que Luxemburgo no cumple con la jurisdicción, según el Foro Global, el BEI opera desde Luxemburgo e invierte en varios fondos que se registran allí. Por otro lado, es muy difícil rastrear las inversiones del BEI, especialmente cuando se ejecutan a través de intermediarios financieros, como fondos de inversión.

Exigir a todos los países de la Unión Europea, uno por uno, que informen sobre sus clientes y que hagan un seguimiento de los beneficiarios de los fondos sería un paso importante para aumentar la transparencia de las inversiones del BEI y prevenir la evasión fiscal.

Aquí está disponible el informe completo.


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: