Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Cinco razones para ir a la Huelga por el Clima el 27S

martes, 24 de septiembre de 2019  Blog Cambio Climático
El 27 de septiembre saldremos a la calle en defensa del futuro, de un planeta vivo y de un mundo justo

“Si eligen fallarnos nunca les perdonaremos” Greta Thunberg ha encarnado en la Cumbre de Naciones Unidas muchos de los sentimientos que todos tenemos. Los decisores políticos de todo el mundo tienen la gran responsabilidad de poner freno a mayor emergencia climática de la historia. Pero la sociedad, encabezada por la juventud, no está dispuesta a esperar una respuesta que nunca llega y ha decidido lanzarse a las calles en la primera Huelga Mundial por el Clima que desde el 20 de septiembre ha comenzado a celebrarse y que en España tendrá lugar el 27 de septiembre. Objetivo: exigir a los gobiernos medidas efectivas para hacer frente a la emergencia climática YA.

En InspirAction llevamos toda nuestra historia concienciando sobre el impacto de nuestro modelo de vida en la Tierra, proponiendo soluciones reales para las comunidades que ya están afectadas por el cambio climático y exigiendo responsabilidad y compromiso a los líderes políticos. Por eso hoy y siempre, nos sumamos a las más de 300 organizaciones que apoyan esta convocatoria. Son muchas, demasiadas, infinitas las razonas por las que vamos a la Huelga, aquí tienes 5 clave para nosotras:


1.- Por todas las mujeres asesinadas por defender la Tierra

Si esta emergencia climática nos ha enseñado algo es que el sistema y el modelo de acuerdo al que vivimos nos está llevando al colapso.

Y además, en nombre de este sistema de capitalismo depredador han muerto asesinadas lideresas ambientales que defendían un modelo alternativo que pusiera en el centro la vida, los cuidados y el respeto a la Naturaleza.

No en vano, según Front Line Defenders, el 77% de los 321 defensores de derechos asesinados en 2018 protegían “la tierra, el medio ambiente o los pueblos indígenas, a menudo en el contexto de industrias extractivas y megaproyectos respaldados por los Estados”. Berta Cáceres, Marielle Franco, Nilcinha, Dilma Ferreira fueron asesinadas por ser mujeres valientes que se oponían a este sistema. Puedes conocer cómo apoyamos el trabajo de las defensoras de la vida y de la Tierra aquí.


2.- Por los migrantes climáticos que no tienen tierra a la que regresar

Solo en los primeros seis meses de 2019, más de siete millones de personas han tenido que abandonar sus hogares por fenómenos climáticos como inundaciones o sequías. El Informe Mundial de Desplazamientos Internos estima que a finales de 2019 habrán tenido que dejar sus tierras 22 millones de personas, una cifra tristemente récord. El Banco Mundial, por su parte, calcula que en 2050 el cambio climático podría provocar el desplazamiento interno de 140 millones de personas.

Según un reciente análisis del Global and Planetary Change, el cambio climático es ya hoy la causa de más peso en las migraciones, por encima de las condiciones económicas y políticas.

Conoce aquí cómo trabajamos en emergencias agravadas por el cambio climático. Exigimos medidas ambiciosas para poner freno a la emergencia climática y un enfoque de derechos humanos para afrontar las migraciones climáticas.


3.- Por justicia social

El cambio climático exacerba las enormes desigualdades globales y en el fondo es un problema causado por las élites cuyas consecuencias sufren con más crudeza los sectores empobrecidos.

No en vano, el 10% de la población, que coincide con el grupo más rico, emite el 50% del CO2 producido por nuestro estilo de vida. Más datos: Los países ricos emiten el 71,5% de los gases de efecto invernadero, aunque solo vive en ellos el 17,3% de la población mundial.

Si te importa la justicia social y la solidaridad, te tiene que importar la emergencia climática, una de las mayores injusticias sociales.


4.- Por la necesidad de escuchar la ciencia

Nadie puede decir que no sabemos lo que ocurrirá.

Ningún dirigente político puede escudarse en que no sabía, que no tenía información clara... La ciencia lleva años advirtiendo del enorme impacto que el cambio climático tendrá en nuestras vidas si no hacemos nada.

Sin embargo, en las cumbres por el clima no se han tomado decisiones urgentes, ambiciosas y valientes a la altura del reto existencial que estamos viviendo. Solo nos quedan doce años para llegar a un punto de no retorno, tenemos que alzar nuestra voz para exigir más ambición. Lee aquí la valoración de nuestro consejero sobre cambio climático Alejandro González de la última cumbre del clima.


5.- Por la juventud, por el futuro

La movilización de jóvenes en todo el mundo para reclamar que cambie el sistema para que no cambie el clima es emocionante. Han sido ellas y ellos los que se han atrevido a meter el dedo en una llaga que durante mucho tiempo no hemos querido ver: nuestra forma de producir, consumir y vivir (y los intereses de quienes sacan beneficio de ello) están destruyendo el planeta y queda poco tiempo para evitar que esto ocurra.

Son los jóvenes los que ven hipotecado su futuro, pues cuando se cumpla el plazo crítico, en 12 años, de no hacer nada, serán ellos y ellas, ya adultos, los que tengan que lidiar con las peores consecuencias del cambio climático.

Estamos apoyando a los jóvenes para fortalecer sus capacidades en la lucha contra el cambio climático. Si nos importa la vida y el mundo que dejamos a nuestros hijos y nietos, no podemos dejar de movilizarnos el próximo 27 de septiembre en la Huelga Mundial por el Clima.