Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Carta al Ministro de Industria, Energía y Turismo

El 22 de febrero de 2013, InspirAction, junto a las organizaciones miembro de la Coalición Clima pedimos al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que defienda un posicionamiento que limite el consumo de agrocombustibles durante la reunión de ministros de energía de la UE que se celebra hoy y en que se acordará un posicionamiento común respecto a la política de agrocombustibles comunitaria.

Desde hace tiempo varias ONGs, la FAO, la OCDE, el Banco Mundial e incluso la propia Comisión Europea han sido testigos de los impactos negativos del uso de los biocombustibles y han admitido que la mayoría de biocarburantes consumidos actualmente en el mercado europeo presentan una reducción de las emisiones de CO2 muy limitada en comparación con el diesel o el petróleo.

Esto se debe a que la producción de agrocombustibles requiere de enormes cantidades de suelo agrícola, (que reemplaza la producción de alimentos) e incrementa la presión sobre los bosques y otros ecosistemas ricos en biodiversidad, lo que provoca que se emitan a la atmósfera cantidades significativas de gases de efecto invernadero.

Sin embargo la Comisión Europea no ha cumplido su compromiso se establecer un mecanismo para la reducción progresiva de los agrocombustibles con un alto grado de ILUC (impacto por los cambios indirectos del uso del suelo, por sus siglas en inglés), ni de promover únicamente aquellos agrocombustibles que “no compitan directamente con los alimentos y que sean más sostenibles”.

Por eso pedimos que se aproveche la oportunidad surgida en la Reunión del Consejo de la Energía para mejorar la propuesta de la Comisión respecto a los ILUC:

-       Estableciendo un tope máximo para limitar el consumo de agrocombustibles y evitar que entren en competición con las tierras destinadas a cultivo de alimentación.

-       Realizando una correcta contabilidad de la huella de carbono de los biocarburantes.

-       Asegurar que los biocarburantes de segunda generación son verdaderamente sostenibles y reducen las emisiones de GEI.

-       Reorientar el sistema de transporte actual hacia una mayor sostenibilidad, mediante la aplicación de medidas que actúen en el largo plazo.

Descargar aquí la carta completa. 

 


Noticias relacionadas
Zona Crítica
Proyectos relacionados
Nuestros artículos sobre: