Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

Brasil avanza contra la violencia sexual

jueves, 8 de agosto de 2013  Blog     Violencia de género
El pasado dos de agosto, la presidenta Dilma Rousseff aprobó el proyecto de ley número PL 03/2012 que define la atención integral a víctimas de violencia sexual, un paso importante para hacer frente a la gran situación de violencia de género que se vive en el país. Según la publicación Mapa de Violencia 2012 de Brasil, coordinada por el Ministerio de Justicia, Brasil es el séptimo país del mundo en lo que se refiere a la violencia contra las mujeres. Entre 1998 y 2010, la cantidad de mujeres asesinadas pasó de 2,3 por cada 100.000 a 4,6 por cada 100.000. Que finalmente se haya aprobado esta ley sin modificaciones es una victoria y un gran paso para las mujeres de Brasil. La derogación de esta ley habría impedido que las mujeres que han sobrevivido a un ataque sexual pudieran recibir toda la atención que necesitan y habría obstaculizado que toda la información que la policía necesita para confirmar el delito de violencia sexual llegara correctamente. Este es sin duda un gran paso, pero hay que destacar que aún quedan otros retos importantes como la implementación de la misma. En Brasil el proceso de creación de marcos legales es relativamente sencillo pero en su aplicación, sobre todo en las zonas más remotas del país, es donde encontramos las mayores dificultades. Es necesario que todos los profesionales en todos los rincones del país estén preparados para ofrecer correctamente una buena atención en estos casos. Graffiti en Sao Paulo - Centro Gaspar García La violencia de género en Brasil y en general en la región, se lleva a cabo a menudo con impunidad. En Brasil, el 52% de los jueces y policías no creen que esta clase de violencia constituya un problema social. Por lo tanto, aunque se haya promulgado una nueva ley para apoyar a las víctimas de violencia, será imprescindible que su aplicación venga acompañada de un proceso de concienciación que modifique normas sociales. Para ello, los medios de comunicación, la educación formal y los servicios de salud pueden ser una herramienta de avance o detrimento con respecto a mejorar la igualdad entre mujeres y hombres y la lucha contra la violencia de género. Desde InspirAction, a través de nuestras contrapartes, seguiremos apoyando el trabajo de prevención de violencia de género y atención posterior. Debemos hacer frente a la violencia de género a través de un enfoque polifacético para proteger a las mujeres. Los estados deben proporcionar el tratamiento y apoyo adecuados, buscar vías para mejorar el cumplimiento de las leyes y dedicar más recursos a la prevención de estos delitos.

Noticias relacionadas
Proyectos relacionados

 

Nuestros artículos sobre: