Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información

28S: ¿#derechoasaber16: quién está detrás de las empresas que operan en paraísos fiscales?

Por Arantxa García Gangutia martes, 27 de septiembre de 2016  Blog Justicia Fiscal
Tenemos derecho a saber dónde invierten las multinacionales, cuánto empleados tienen, cuánto ganan, dónde están tributando…

¿A qué países vendemos armas, en qué se gasta el dinero mi ayuntamiento, cómo se financia  el partido al que he votado, quiénes son los titulares de las empresas que operan en España? Cientos de preguntas se agolpan en mi cabeza, convencida de que la transparencia es esencial para el buen funcionamiento de cualquier democracia. Y la cultura de la transparencia solo avanza si como ciudadanos y ciudadanas ejercemos nuestro derecho a saber y presionamos a nuestras instituciones.

Desde la aprobación en España de la ley de Transparencia en 2013, apenas 5.500 ciudadanos/as han ejercido su derecho a saber según Access Info. Con motivo del Día Internacional del Derecho a Saber (#derechoasaber16), han convocado junto con el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de España y la Fundación Civio, un maratón de preguntas para invitar a la ciudadanía a luchar contra la opacidad y ejercer nuestro derecho como ciudadanos/as activas.

Derecho a saber dónde invierten las multinacionales, cuánto empleados tienen, cuánto ganan, dónde están tributando…
Cada año perdemos 130.000 millones de euros anuales por el fraude fiscal amparado por el secreto bancario. Desde InpirAction, tenemos claro que hay que acabar con el secreto bancario y desenmascarar el entramado que se esconde detrás de los paraísos fiscales. Las investigaciones periodísticas que han permitido sacar a la luz los papeles de Panamá o el reciente #BahamaLeaks han sido fundamentales para que la ciudadanía sea consciente de la magnitud del problema: el  dinero que se oculta en paraísos fiscales es esencial para financiar nuestro Estado del bienestar.



Tenemos derecho a saber  quiénes son los titulares reales de empresas, fundaciones y otras estructuras jurídicas.
Por ello, ¡necesitamos un registro público de beneficiaros finales para que los evasores no puedan esconderse! Es necesario contar con bases de datos públicas sobre la titularidad de las empresas, algo que incluso en Europa no es sencillo… Para los periodistas de investigación que quieran seguir el rastro del blanqueo de capitales o del crimen organizado, el principal obstáculo a la hora de acceder a la información de los registros de empresas en Europa es económico: el acceso a los registros puede costar desde 75.000€ en los Países Bajos, hasta 286.000€ en Estonia (Informe “It’s none of your business! ). Otra traba es que en la mayoría de los países los registros no permiten hacer una búsqueda por nombre del titular de la empresa.

Y tenemos derecho a saber dónde invierten las multinacionales, cuánto empleados tienen, cuánto ganan, dónde están tributando…  Obligar a las multinacionales a publicar informes “País por País” con los impuestos que pagan y los beneficios que reciben en cada país en el que operan es otro de nuestros objetivos.  Es la única manera de que no sigan eludiendo el pago de impuestos de manera masiva y exigir transparencia y una auténtica justicia fiscal.

¿Te unes a nuestra lucha contra la evasión fiscal? Conviértete en activista por la justicia fiscal uniéndote a nuestra campaña la Universidad de la Evasión.


Nuestros artículos sobre: