Archivo de ‘justicia económica’ categoría

Isa | July 3rd, 2014

Uno de los aspectos que reclama mayores niveles de transparencia en Honduras es el pago de impuestos de las compañías mineras, tanto al tesoro nacional como a las municipalidades. Lo que existe en la actualidad no son números comprobables sino estimaciones que se hacen dada la falta de publicaciones periódicas por los entes responsables del gobierno. Un ejemplo de esto es el pago del impuesto sobre renta. De acuerdo a estimaciones de la  Comisión Económica para América Latina (Cepal) las compañías mineras pagaban alrededor de un 10% de las rentas mineras, muy por debajo del promedio latinoamericano de 30%.

La Cepal señala que esta estimación tiene como base lo que determina la Ley de Minería y no sobre datos reales recibidos debido a la falta de acceso a esta información; de esta manera calcula que durante el período 2000-2009 las compañías mineras pagaron una cifra de USD 52 millones por concepto de impuesto sobre las utilidades. Sin embargo, datos preliminares proporcionados por las Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), institución encargada de recolectar impuestos,  muestran un cifra pagada considerablemente menor: alrededor de USD 19 millones. Por su parte, las empresas mineras reportan pagos muy superiores para el mismo período.

Lo mismo sucede con el pago de regalías a las municipalidades las cuales debieron haber sido de alrededor de USD 10 millones para el período comprendido entre 2001 y 2007, mientras que lo efectivamente pagado fue un millón de dólares, es decir el 0.1% del total de exportaciones, que fue de USD 1,039 millones (la ley señala el 1% de las exportaciones).  A esto se agrega denuncias de tratos nada transparentes entre las compañías mineras y autoridades municipales que agregan grados de opacidad al pago de las obligaciones de pago de impuestos.

La aprobación de una nueva ley de minería en Honduras en febrero de 2013 que representa una política de puertas abiertas a la inversión en el campo minero debe ser acompañada de un fortalecimiento de la transparencia en el pago de impuestos. La Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés), a la que recientemente se incorporó Honduras, pudiera ser un espacio propicio para mejorar la información fidedigna sobre el pago de impuestos de las empresas mineras. Sin embargo, la forma cómo el gobierno ha venido manipulando la participación de los miembros de la sociedad civil hondureños en dicha iniciativa llama a preocupación, y pareciera que el objetivo último es esconder información más que hacerla del conocimiento público.

Con una verdadera política de transparencia Honduras podría evitar que las compañías mineras le continúen metiendo goles, así como los autogoles de sectores nacionales interesados.

Hugo Noé Pino es Economista para Honduras, del Icefi, contraparte de InspirAction en Centroamérica.

Fotografía de Nicolas Raymond (Creative Commons)

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Marta Gonzalez | June 26th, 2014

Hace poco más de un año los líderes más poderosos del mundo se reunieron en Irlanda del Norte para celebrar la Cumbre anual del G8. Una ocasión que se perfiló como una oportunidad para cambiar el futuro de millones de personas que viven amenazadas por el hambre y la pobreza. En InspirAction lo exigimos con la campaña “G8 va en serio”. Gracias a la presión de las organizaciones de la sociedad civil y los movimientos sociales, el G8 se comprometió a hacer frente a algunas de las formas de evasión fiscal y otros delitos financieros, que lastran el futuro de todos los países del mundo. Sin embargo, muchas de las promesas y acuerdos que se tomaron en materia fiscal y transparencia aún están por cumplir.

En la reunión de Irlanda del Norte se reconoció la importancia de la lucha contra el fraude fiscal y se aceptó incluir a los países en desarrollo en las negociaciones internacionales sobre fiscalidad. Sin embargo, doce meses después muchas de las promesas se han diluido y en otras el progreso ha sido limitado o inexistente.

En muchas ocasiones las empresas multinacionales se sirven de la llamada “ingeniería fiscal” para evitar pagar los impuestos que deben en los lugares en los que operan. Algunas veces de forma ilegal, otras legal, pero no por ello más lícita. Ante esta situación el G8 decidió tomar medidas, pero aún queda mucho por andar. De hecho los países en desarrollo siguen sin incorporarse a la discusión de acuerdos; son Estados que no están presentes en la OCDE, organismo que debate las nuevas normas internacionales fiscales. Por otro lado, el compromiso de obligar a las multinacionales a revelar detalles financieros desglosados para cada uno de los países en los que operan, se ha estancado ya que el lobby empresarial está tratando de restringir la circulación de esta información.

En cuanto al acuerdo sobre revelar la titularidad real de las empresas, el progreso ha sido decepcionante. Algunos países del G8 sí lo apoyan, sobre todo a raíz de la aprobación de esta medida por el Parlamento Europeo y de las demandas que varias ONG hemos estado realizando. En InspirAction, por ejemplo,  lo hicimos a través de la campaña “Caza Empresas Fantasma”. Sin embargo la falta de acción de muchos países como Estados Unidos es preocupante.

La evasión fiscal es un problema que nos afecta a todos, lastrando el desarrollo de todos los países. Sin embargo, en los empobrecidos a menudo las consecuencias se miden en hambre. InspirAction calcula que éstos pierden cada año 160.000 millones de dólares debido al fraude fiscal. Según la OCDE, la cifra supone el triple de lo que reciben en ayuda al desarrollo.

Que las empresas paguen al Estado lo que les corresponde es una cuestión de justicia. Por ello en InspirAction llevamos tiempo denunciando estas prácticas y reclamando un sistema fiscal justo y transparente, que se erige como una potente herramienta para financiar servicios públicos de calidad. Seguiremos pidiéndole al G8 responsabilidad y medidas fiscales que contribuyan crear una sociedad en la que todos los seres humanos puedan vivir con dignidad.

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Salud García | June 3rd, 2014

Dicen que la minería podría convertir Colombia en un país rico. Por ello, desde la creación del “Plan Nacional de Desarrollo, 2011-2014” por Juan Manuel Santos, los megaproyectos mineros han obtenido un apoyo gubernamental desproporcionado.

A finales de 2012 ya se habían suscrito 9.400 títulos mineros que cubren 5,6 millones de hectáreas, es decir, un 6,4 % del total del territorio continental colombiano.

Dos años después quizá la minería haya dejado riqueza para alguien pero lo que es seguro es que la minería ha puesto en peligro el derecho a la vida, a la salud, al medio ambiente, al agua, a la alimentación, al territorio, al trabajo digno y a la supervivencia de los propios pueblos colombianos.

“La gran minería envenena” y las organizaciones de la sociedad civil colombiana se han unido para gritarlo.La gran minería envenena - Colombia

Colombia no quiere basar su economía en una industria que está poniendo en riesgo sus recursos hídricos. Peligro que limitará a la población de su derecho al agua y por lo tanto su seguridad alimentaria. Los habitantes de la ciudad de Bucaramanga, que dependen del agua del páramo Saturbán para sobrevivir, ya lo están viviendo. El proceso de extracción minera no solo requiere un consumo demasiado elevado de agua si no que provoca la acidez de las aguas utilizadas poniendo en peligro además la biodiversidad de las zonas más cercanas.

Y, como para intentar que se olvide el irreparable daño medioambiental, la población sigue oyendo hablar de riqueza. Pero la riqueza nunca llega. El gobierno premia a las mineras con un sistema fiscal privilegiado basado en grandes exenciones fiscales. Y por si esto fuera poco, las millonarias multinacionales desvían sus beneficios a través de paraísos fiscales para pagar aún menos impuestos. Según datos de Action Aid, empresas como Glencore y Xtrata, dos empresas fusionadas que controlan el 33% de las acciones una de las empresas extractoras con mayor actividad en Colombia –Cerrejón- , tienen su sede en el paraíso fiscal de Suiza, y cuentan con un considerable número de empresas en otros paraísos, como las Bermudas. El dinero de la minería no acabará mejorando ni escuelas, ni hospitales, ni servicios sociales, solo paraísos fiscales.

Pero el gobierno se está asegurando de que la sociedad descontenta no estorbe. Los llamados “Batallones Energéticos, Mineros y Viales” han sido creados para defender a las empresas multinacionales y proteger las zonas extractivas de gran interés. Actualmente estos batallones militares cuentan con 80.000 efectivos, el 36% del total de efectivos del Ejército de Tierra.Con su presencia, las poblaciones que habitan en zonas con gran interés para las empresas extractivas se sienten inseguras y desprotegidas. Muchas de ellas ya han sido expulsadas de sus tierras a la fuerza y no han recibido ningún tipo de respuesta por parte del gobierno. Según datos del Observatorio Internacional de DDR de Justicia y Paz “las regiones ricas en recursos son la fuente del 87% de los desplazamientos forzados, 82% de las violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario, y 83% de los asesinatos de líderes sindicales”. Vivir en una zona rica en recursos les puede costar su futuro y en ocasiones incluso la vida.

Desde InspirAction nos unimos al grito de nuestras contrapartes exigiendo al gobierno colombiano que ponga fin a este megaproyecto que viola los derechos humanos de la población, destruye el ecosistema y no contribuye a la riqueza del país. Y junto a nuestras contrapartes en Colombia (CI Justicia y Paz y CAJAR) denunciamos los enormes daños que la invasión de la actividad minera a gran escala está provocando en el país. Conoce la campaña “La Gran minería envenena, eres tú quien la frena” y difúndela.

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Salud García | March 11th, 2014

Hoy, 11 de Marzo de 2014 hace ya tres años que tuvo lugar el desastre de Fukushima.

Hoy, los pueblos más cercanos a la central de Fukushima, se han convertido en pueblos fantasma después de que se evacuara a cerca de 160.000 personas. A muchos de ellos se les ha propuesto volver a sus hogares pero saben que sería imposible vivir ahí con ese altísimo nivel de contaminación radiactiva. Además la falta de responsables en este tipo de desastres hace que muchas de las victimas sigan en un limbo legal sin recibir ningún tipo de indemnización por los daños causados en sus vidas.

¿Quién debe pagar por los daños causados por un “pequeño error” en una central nuclear que deja a toda una población sin hogar y a todo un país en situación de catástrofe medioambiental? ¿Debe pagarlo el estado? El Gobierno de Japón creó en 2011 un plan de ayuda a la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco), responsable del accidente central nuclear de Fukushima-1, dotado con 900.000 millones de yenes (8.357 millones de euros) procedentes de los fondos recaudados al contribuyente. ¿Acaso son los contribuyentes responsables de ese desastre?

Aniversario de Fikushima

Seguimos con preguntas a las que parece no querer dárseles respuesta…¿Por qué hace falta poner en riesgo a toda una población para obtener energía? ¿Acaso no es posible tener energía limpia sin vivir con el miedo constante a que se cometa un error con graves consecuencias?

Alternativas limpias, seguras y rentables

En InspirAction sabemos que sí existen alternativas y por eso aprovechamos este día para recordar la importancia de las energías renovables como principal fuente de energía. Actualmente, las renovables representan en España el 59% de la energía total sin embargo el gobierno está intentando estigmatizar su uso haciéndonos creer que el gasto estatal hacia las energías renovables es inútil e innecesario.

Con las últimas propuestas se está boicoteando el sector creando una reforma energética que abandona el apoyo a las renovables en favor de las nucleares y de las industrias de energías procedentes de combustibles fósiles. Acabar con las subvenciones a las renovables y penalizar a las familias que apuestan por su uso, no solo está dañando al sector si no que supone una amenaza para el Planeta. Ya en noviembre de 2013, lanzamos una campaña denunciamos el error de seguir apoyando las energías procedentes de combustibles fósiles responsables en gran medida de las emisiones de gases efecto invernadero que están acabando con la capa de ozono.

Las energías renovables son una opción segura, responsable y de respeto por el Cambio climático, además según se va investigando en las energías renovables se van reduciendo los costes de producción y por lo tanto los costes que recaen sobre el consumidor. En el actual contexto de crisis en España apostar por energías más baratas y eficientes que abaraten las facturas ayudaría a que muchas personas salgan de la pobreza energética que afecta cada día a más gente.

Porque no queremos un nuevo Fukushima, desde InspirAction instamos al gobierno a dar marcha atrás en su destructiva política energética.

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Cristina P. | February 14th, 2014

Por fin la OCDE ha propuesto al G20 un nuevo estándar de intercambio automático de información fiscal, una de las medidas que llevamos reclamando desde InspirAction durante mucho tiempo. :)

Con este sistema de intercambio automático de información los gobiernos pueden acceder, sin necesidad de hacer una petición expresa, a los datos sobre las cuentas financieras de aquellas personas que poseen fondos en el extranjero y que podrían no estar pagando los impuestos que les corresponden en sus países. Se trata, por lo tanto, de una medida eficaz en pro de la transparencia que permitiría a las autoridades identificar y perseguir este tipo de delitos.

Con este sistema, junto con algunas otras reclamaciones por las que ahora mismo estamos luchando, podremos estar más cerca de impedir que muchas multinacionales e individuos oculten su dinero en paraísos fiscales y dejen de pagar los impuestos que deben.

Kenia. Africa

Para organizaciones como InspirAction, que llevamos años trabajando por la Justicia Fiscal, este es sin duda un gran paso en la lucha contra el fraude fiscal.

Deberíamos estar contentos, sin embargo, no lo estamos del todo. La OCDE ha lanzado este sistema sin tener en cuenta a los países en desarrollo, es decir, a los más afectados. Se calcula que los países en desarrollo han perdido cerca de 9 billones de dólares que permanecen ocultos por evasores de impuestos en el extranjero.

Las autoridades tributarias de los países en desarrollo no serán capaces de seguir el rastro a este dinero si no se les incluye en este nuevo estándar. Estos gobiernos necesitan el acceso a esta información tanto como los de la OCDE, sin embargo, la comunidad internacional les obliga a esperar. Es vergonzoso el hecho de que el intercambio sólo funcione para una parte de los países.  Es un sistema pensado por los países ricos para los ricos y del que ya habíamos avisado en nuestro informe: Automático para las personas.

El G8 se comprometió a tomar medidas que también ayudaran a los países en desarrollo a luchar contra la evasión fiscal pero no lo están haciendo. Desde InspirAction queremos que las autoridades de la OCDE y el G20 se comprometan a abrir un proceso que permita a los países en desarrollo formar parte del nuevo sistema de intercambio de información y  beneficiarse de él.

Es fundamental que los paraísos fiscales compartan información también con los países en desarrollo, no sólo con los enriquecidos. Para ello lo más eficaz es la creación de un acuerdo multilateral. Además, es indispensable reconocer y tener en cuenta la situación de muchos países en desarrollo, que carecen de la capacidad necesaria para llevar a cabo el intercambio de información, por lo que se les debe dar un periodo de gracia para consolidarla y cumplir con los requisitos de este nuevo sistema.

Estamos dando pasos pero seguiremos insistiendo hasta que estos beneficien a los más afectados.

Conoce nuestra última campaña contra la evasión fiscal y actúa.
Difunde esta noticia a través de nuestra Nota de prensa.
Descarga nuestro informe: Automático para las personas sobre la recomendación de más de 40 organizaciones para el desarrollo de este nuevo estándar.

Participa: ¡Deja tu opinión! 1 comentario
Alejandro Gonzalez | January 9th, 2014

Quizás en España algunos de los Trending Topics mediáticos de 2013 han ayudado a desvelar grandes escándalos del fraude fiscal: la Infanta, Urdangarín y su empresa Noos, Bárcenas, escándalos en la Agencia Tributaria, ataques a los Técnicos de Hacienda o el despropósito de la amnistía fiscal. Sin embargo este pasado año también ha deparado unas cuantas luces en materia de transparencia financiera, que no deben quedar en el olvido:

  • En marzo, la Unión Europea aprobó una Directiva obligando al sector bancario a presentar información financiera país por país. Pero además después de una fuerte presión al Consejo Europeo, este se comprometió en mayo a ampliar la directiva a todos los sectores en el futuro.
  • En mayo el Grupo para el Progreso de África liderado por Kofi Annan centró su informe anual en los flujos financieros ilícitos, instando a los líderes mundiales a combatir el problema y a atraer la atención sobre el hecho de que África pierde el doble de dinero por fugas de capital del que recibe en ayuda internacional.
  • En Septiembre, y en parte gracias al esfuerzo de la sociedad civil y algunos gobiernos, en San Petersburgo los líderes del G20 se comprometieron a implementar un sistema automático de información fiscal para 2015. El siguiente paso es asegurar que el acuerdo incluya a los países empobrecidos para que los términos integren a naciones que no pertenecen al G20 y son, casi siempre, los que más pierden con la evasión fiscal.
  • Entre agosto y octubre el congreso norteamericano vio aparecer tres nuevas leyes que de aprobarse, facilitarían a los altos cargos del gobierno pedir responsabilidades a los bancos por casos de blanqueo de dinero, o identificar a a las personas que están detrás de las grandes empresas de cada Estado formadas al amparo de leyes estatales.
  • En octubre el Gobierno británico anunció su intención de crear un registro público de beneficiarios reales de las empresas, el primer país en hacerlo. Hace dos años el Reino Unido era absolutamente refractario a esta iniciativa. ¿Qué ha cambiado en el Reino Unido? Simplemente, la sociedad civil reclamando mediante campañas públicas una mayor transparencia financiera para saber quién se beneficia realmente de los conglomerados de empresas.
  • El año cerró con una Unión Europea más bien a favor de seguir la estela británica a nivel comunitario y crear esos registros públicos de beneficiarios de las empresas. El propio Cameron escribió a Barroso y a Van Rompuy instándoles a seguir sus pasos en materia fiscal. Como no sorprenderá a nadie España no apoya esta posición pero desde InspirAction estamos haciendo todo lo posible por cambiar su posición. Únete!

Conviértete en Caza Empresas Fantasma

Lo que ha empezado en 2013 necesitamos acabarlo en 2014, así que como ciudadanía, necesitamos seguir peleando por la transparencia fiscal si queremos dejar ver volar nuestro dinero a otras manos.

  • Entramos en un mes clave para la Directiva contra el Blanqueo de Dinero, con discusiones en el Parlamento Europeo y en la Comisión. Una de las votaciones más importantes está relacionada con hacer públicos los registros de los beneficiarios últimos y reales de las empresas. Si estas desvelan quiénes son sus verdaderos dueños a través de los registros públicos, habremos conseguido una herramienta valiosa par que la ciudadanía y las instituciones luchen juntas contra un fraude fiscal que nos empobrece en todo el mundo.
  • La próxima parada del G20 es en Brisbane, Australia, en noviembre. Muchas organizaciones han presionado en los mecanismos del G20 para que la agenda incluya elementos concretos de transparencia fiscal, intercambio automático de información fiscal entre países e informes país por país por parte de las multinacionales.

El 31 de diciembre, celebramos el fin de un año con buenos pasos en materia fiscal deseando para este 2014 un año lleno de éxitos políticos en la lucha contra la evasión fiscal para terminar de una vez con la pobreza.

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Cristina P. | January 3rd, 2014

Lo hemos pensado mucho, mucho y lo tenemos claro. Este año ¡Queremos un ejército!

El año pasado os enviamos una sencilla carta con nuestros mejores deseos para el 2013. Es verdad que, aunque con mucho esfuerzo por nuestra parte, algunas cosillas han mejorado. Pero sinceramente, aún quedan muchos de nuestros deseos por cumplir.

Pero como es época de compartir, y entendemos que no podéis concentraros solo en nuestra carta, este año os pedimos solo una cosa:

Queremos un ejército de Caza Empresas Fantasma. Y además, para que no tengáis que pensar mucho, como generales de nuestro ejército queremos ver a nuestros líderes políticos: De Guindos y Montoro.

Ellos son nuestros Ministros, en los que muchas personas han decidido confiar y poner en sus manos nuestro bienestar, nuestro presente y nuestro futuro. Y estamos seguros de que si De Guindos y Montoro se convierten en “generales” de nuestro ejército, podremos vencer (Sr. Reyes Magos, ver abajo el diseño que hemos pensado para sus trajes).

Estas Navidades, más de 870 millones de personas se han ido a la cama con hambre mientras unos pocos individuos sin escrúpulos han seguido enriqueciéndose y atragantándose con langosta a costa de los demás.

Este año, queremos poner fin a este escándalo y os pedimos un ejército de #CazaEmpresasFantasma para que lo evasores fiscales no tengan donde esconderse.

En España, perdemos unos 80.000 millones de euros anuales por culpa de la evasión fiscal cometida en su mayoría (más del 70%) por grandes fortunas y grandes empresas. La falta de transparencia del sistema fiscal permite que muchos de estos individuos mantengan su dinero en una compleja red de fideicomisos y de empresas fantasma donde esconden la realidad sobre los beneficios obtenidos y sobre los impuestos que potencialmente deberían haber pagado por ellos.

Con De Guindos y Montoro a la cabeza de los #CazaEmpresasFantasma podremos crear un Registro Público del Beneficiario último de las empresas para que evitar que estos individuos sigan escondiéndose y exigir así que paguen los impuestos que deben.

Cuando lo hagan, en España, ya no tendremos que oir nunca más que “no hay dinero” para unos servicios públicos de calidad. Y además, cuando consigamos que nuestro ejército conquiste tierras internacionales, acabaremos con la evasión fiscal que hace perder a los países pobres entre 660-870 mil millones de euros que podrían destinarse a acabar con el hambre y la pobreza.

¿A qué es un buen regalo? Aquí os dejamos el modelo en el que habíamos pensado.

De Guindos y Montoro Caza Empresas Fantasma

Pdt:  Vosotros también podéis convertiros en Caza Empresas Fantasma firmando esta petición: http://www.inspiraction.org/content/conviertete-en-caza-empresas-fantasma y juntos, lo conseguiremos.

Muchas gracias por escuchar nuestros deseos un año más, no dejaremos de luchar por verlos cumplidos :)

Participa: ¡Deja tu opinión! 1 comentario
Salud García | November 29th, 2013

En un mundo donde 1.290 millones de personas viven con menos de 1,25 $ al día, escondidos en paraísos fiscales hay 32 billones de $ que se dejan de recaudar por los impuestos que las grandes fortunas y empresas multinacionales, entre otros, no pagan.

InspirAction y Oxfam Intermon hemos unido nuestras fuerzas e ideas para luchar contra las vergonzosas actividades de desvío fiscal que tanto salpican al mundo y, por supuesto, también a España.

El pasado 26 de Noviembre nos reunimos junto a diferentes organizaciones españolas como AccessInfo, ATTAC, la Alianza Española contra la Pobreza, Plataforma 2015, Coordinadora Española de ONG, Fundación Alternativas o CECU para compartir esta idea que nos remueve: La evasión y la elusión fiscal están asfixiando las economías de todo el mundo y mantienen millones de personas en la pobreza, pero podemos ponerle fin”.


Rechazamos la crisis como excusa

En contradicción con lo que vemos, sufrimos y escuchamos cada día, “que el excesivo gasto público es el responsable de la crisis española”, Carlos Cruzado, miembro de GESTHA nos explicó que esta es una crisis caracterizada por la caída de ingresos y no tanto por el excesivo gasto público como nos quieren hacer creer. Y esta caída de ingresos viene dada sobre todo por el fraude fiscal y la economía sumergida.

Según los últimos estudios publicados, la economía sumergida en España supone entre un 20 y un 25% del PIB, en torno a unos 90.000 millones de € y de estas cifras los mayores defraudadores son las grandes fortunas y empresas multinacionales, según el informe GESTHA.

Lo que las grandes empresas y fortunas dejan de pagar en impuestos es 26,6 veces el presupuesto de nuestro Ministerio de Sanidad, Asuntos sociales e Igualdad. Es hora de salir a la calle a decirlo.

Agujeros negros

Si lo que ocurre a nivel nacional nos afecta e indigna, es aún peor a nivel internacional. “Todo este fraude es posible gracias a la opacidad en las operaciones bancarias que permiten los paraísos fiscales” nos cuenta Carlos Sánchez, miembro de ATTAC quien aprovechó para profundizar en las principales características por las que se reconocen los paraísos fiscales: “Hay numerosas listas sobre paraísos fiscales pero no todas recogen los conceptos que constituyen a un paraíso fiscal”.

Hay muchos más lugares que permiten que las multinacionales y personas sin escrúpulos eludan su responsabilidad para con la sociedad. Lugares que salvaguardan el secreto bancario, que ponen facilidades en la creación de cuentas anónimas, que ponen poco o nulo interés en la supervisión de estas cuentas y tienen una evidente desproporción entre las operaciones extranjeras y las locales, siendo las primeras mucho mayor en número que las segundas. Con este sistema basado en el secretismo se ocultan fácilmente operaciones procedentes de prácticas ilícitas, corruptas y criminales de las empresas offshore.

No vamos a permitirlo


Algunos nos llamarán utópicos y demasiado positivistas pero para los que sabemos cuál es el problema, no descansaremos hasta encontrar la solución. Desde la mayoría de las organizaciones sociales presentes creemos que no debemos dejar de actuar ante esta situación, empezando con la concienciación ciudadana y presionando a los líderes político que toman las últimas decisiones se pueden conseguir grandes éxitos hacia una fiscalidad más justa. Por ello desde InpirAction y OxfamIntermon lanzamos esta campaña.


Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios
Cristina P. | September 6th, 2013

No seamos negativos. En esta última reunión del G20 los líderes mundiales han tomado algunas buenas decisiones en materia de impuestos y transparencia fiscal.

Sin embargo, no puedo evitar sentirme defraudada por lo poco o nada que han hecho para que la situación mejore también en los países pobres. Sobre todo teniendo en cuenta que ellos son los que pierden cada año unos  160 mil millones de dólares en impuestos que las multinacionales evitan pagar, y que son los que más los necesitan.

Se han aprobado muchas de las exigencias que los activistas por la justicia fiscal llevamos tiempo demandando. Pero hay que resaltar que, aunque el G20 haya reconocido que los países en desarrollo deben salir beneficiados de las reformas para detener la evasión fiscal de multinacionales, de nuevo no ha asumido ningún compromiso real para que sea posible en la práctica.

El G20 no solo no ha invitado a los países en desarrollo a sentarse a la mesa de negociaciones en condiciones de igualdad si no que demás tampoco se ha hecho nada para fortalecer el Comité de Asuntos Fiscales de la ONU. Este es un organismo clave para asegurar la contribución de los países pobres en las negociaciones, pero  que actualmente carece de los recursos necesarios para hacerlo de manera efectiva.

Si no se escuchan las voces de los países en desarrollo, corremos el riesgo de que las reformas en el sistema fiscal internacional solo beneficien a las economías ricas y emergentes.

Es  muy positivo que el G20 apoye el intercambio automático de información tomándolo como el nuevo estándar mundial para que los gobiernos se ayuden entre sí para localizar a los evasores de impuestos. Sin embargo de nuevo se han mirado al ombligo y se han olvidado de asegurar que el sistema de intercambio beneficie a todos: pobres y ricos.

Para que los países en desarrollo puedan obtener sus propios ingresos fiscales, no pueden ser excluidos de un sistema de intercambio automático de información. No tiene sentido decir que los países en desarrollo no están listos para su ejecución cuando algunos están tan preparados como cualquier otro país desarrollado.

Reunión del G20 en Rusia

En relación a la transparencia de las multinacionales, aplaudo que se exija a las multinacionales que informen a las autoridades fiscales de donde obtienen sus beneficios y cuántos impuestos pagan por ellos, pero no es suficiente. Si hablamos de transparencia tenemos que considerar que también hay otros muchos grupos, como los inversores o los clientes, que tienen (tenemos) el derecho a saber si las multinacionales están pagando los impuestos que deberían.

Así que,  ¿qué pasa con el secreto que rodea a las multinacionales? También tenemos derecho a saber quién las controla  y a quién se beneficia su inmoral evasión de impuestos. ¡El G20 debería haber hecho algo para poner fin a este pitorreo! Porque mientras yo me indigno escribiendo los delincuentes que evaden impuestos y los terroristas millonarios que blanquean su dinero están tranquilamente sentados en sus sillones con la certeza de que es muy difícil o imposible llegar a ellos a través de las empresas con las operan.

La reforma que necesitamos sin duda tiene que darse a nivel internacional pero es nuestra responsabilidad exigir que en casa las cosas se hagan bien. Queremos un gobierno que nos ayude a luchar contra la evasión fiscal, que abogue por la transparencia y que empuje a la comunidad internacional a hacer lo mismo.

Debemos unirnos para que no quede ni un solo lugar en el que los evasores de impuestos puedan esconderse.

Participa: ¡Deja tu opinión! 1 comentario
Alejandro Gonzalez | September 5th, 2013

Ha terminado el mes de Agosto y en InspirAction no nos hemos tomado vacaciones… teníamos que estar preparados para esta importante semana. El jueves arranca el encuentro de  Ministros del G20 en San Petersburgo y les vamos a insistir en una cuestión fundamental para acabar con la pobreza: los fallos de nuestro sistema fiscal.

¿Qué está pasando con la evasión de impuestos?

Desde febrero de este año contamos con un interesante informe de  la OCDE sobre cómo luchar contra la “erosión de la base impositiva y la transferencia de beneficios”. Con este término la OCDE se refiere a la pérdida de ingresos por impuestos que sufre un país por culpa de los fallos de los sistemas fiscales, especialmente cuando se refiere a las actividades de las empresas multinacionales y los mecanismos para evadir impuestos. Esta erosión es especialmente dañina en los países en desarrollo, donde el porcentaje de ingresos de su PIB es la mitad que el de los países de la OCDE.

Perder una fuente justa de ingresos significa perder recursos para luchar contra la pobreza, aumentar la carga fiscal de que la ciudadanía debe soportar, dar ventaja competitiva a las empresas multinacionales que pueden sacar los beneficios a otro país frente a las empresas locales y crear cada vez más desigualdad. Además, debilita las opciones para un sistema fiscal más justo, transparente que la sociedad está dispuesta a cumplir.

Tu turno, G20

El informe de la OECD surge por encargo de los líderes del G20, aparentemente conscientes del problema, y a partir de ahí se ha lanzado un Plan de Acción del que el G8 ya se ha hecho eco. Ahora le toca al G20 reunirse esta semana y recoger el testigo de estas peticiones. En InspirAction ya nos estamos dirigiendo al G20 y al Gobierno Español para recordárselas.

Bienvenidos, países en desarrollo. El hecho de que esa afrenta inaceptable que es la pobreza se pueda combatir con un sistema fiscal internacional justo y transparente nos reafirma a la hora de pedir que los países más pobres deben participar y contribuir. Y para ello, también necesitamos reforzar foros multilaterales como el Comité Fiscal de Naciones Unidas.

OECD, te sigue tocando: desde 2011 ya van varios informes de las principales instituciones financieras internacionales que piden a las economías desarrolladas un análisis de sus propios sistemas fiscales y su influencia sobre los de los países en desarrollo, y que apoyen las medidas que estos tomen para luchas contra la evasión fiscal. En esta cumbre, queremos que el G20 le pida a la OECD que haga suya esa recomendación y que lo manifieste públicamente.

Estamos ante la cumbre del G20, pero la lucha contra por una fiscalidad justa que sea eficaz para erradicar la pobreza tiene muchos actores. G8, G20, Naciones Unidas, Banco Mundial o Fondo Monetario Internacional deben cooperar en muchos aspectos relacionados con los impuestos. Flujos financieros internacionales, diferencias de precios aplicados por la misma multinacional para los mismos productos o la evasión de capital de un país a otro son retos muy difíciles de resolver para los países en desarrollo.

El G20 tiene esta semana la oportunidad de dar un inmenso paso hacia adelante para acabar con un sistema fiscal tremendamente injusto y obsoleto, y de paso, acabar con el secretismo de las compañías multinacionales a través de nuevos sistemas de intercambio de información e informes país por país.

InspirAction ya se lo reclamó al G8 en junio, y ahora se lo reclama al G20. Acabad con la evasión fiscal. Acabemos con la pobreza.

Participa: ¡Deja tu opinión! 0 comentarios